Reflexiones - 22 de Abril de 2018

Yo soy el buen pastor, conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mi ...Yo doy la vida por mis ovejas. Jn. 10,14-15

En este Evangelio Jesús se nos manifiesta como el buen Pastor, una imagen muy conocida en la cultura campesina del Pueblo de Israel, y también era una enseñanza para los que tenían poder de mando, y dirigían espiritualmente al pueblo de Dios. Jesús les enseña sobre cuál era la verdadera imagen del guía espiritual del Pueblo de Dios.

Jesús utiliza en primer lugar la Imagen del pastor de ovejas, asumiendo en su vida esa imagen de gente sencilla. Hay en la vida de Jesús otras imágenes, el también asume la imagen” del que tenía hambre, y no me dieron de comer, tuve sed y no me dieron de beber..."Mt. 25,42.

En esta imagen del Buen pastor él nos dice, "que él es nuestro guía, que él quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros. “Yo conozco mis ovejas y ellas me conocen a mí". ¡Tremenda enseñanza pastoral para una buena evangelización! El Señor te quiere decir que tus problemas,
tu historia, tus crisis existenciales y espirituales, no le son ajenas.

Confiamos en nuestro Buen Pastor, porque él está dispuesto a dar su vida por sus ovejas. Yo doy mi vida por mis ovejas. Cuanta confianza y paz nos da el saber que nuestro Buen Pastor no nos deja abandonados en los momentos difíciles de la vida. Jesús nunca dice, como expresan algunos en nuestra cultura: "ese es tu problema", tampoco nos dice basado en la sabiduría humana: "no eches en los hombros de los otros tus problemas, asúmelos tú, ni que cada uno tiene su propia carga", eso luce una expresión muy humana, pero como dice el Papa Francisco: " es humana pero no es cristiana...".

,
El Señor como buen pastor conoce los peligros que te acechan. Dice el apóstol Pedro: El mal como león rugiente busca a quien devorar resistidle firmas en la fe. " 1 Ped. 5,8, no tengas miedo, el Señor te acompaña y con su "vara " aleja los enemigos de la fe, el mundo, la carne, y el mal, él es nuestro Buen Pastor. Que bien lo expresa el Salmo: "Mejor es refugiarse en el Señor, que fiarse de los hombres..." Sal.118, 8

No deseo finalizar sin invitarlos a orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas, en este Domingo del Buen Pastor, para que el Señor nos dé el discernimiento para conectar nuestra pastoral a la realidad de nuestras familias y jóvenes, que a veces se sienten” como ovejas deseosas de ser acogidos y escuchados". Amen.