Reflexiones -  9 de Diciembre de 2018

Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos. Lc. 3, 4

Hoy el Evangelio nos presenta al profeta Juan el Bautista, el último profeta del Antiguo Testamento, que denuncia las injusticias y anuncia un bautismo de conversión, alegría y esperanza.

¿A qué se refiere Juan el Bautista con hacer recto nuestro caminar por la vida? Hay tres caminos que el Señor utiliza para atraernos a él.

El primero es Convertirnos. Cada día tenemos que convertirnos, tenemos que estar a la escucha de lo que el Señor quiere de nosotros. Por eso la palabra "ya me convertí, hay que renovarla, porque hasta el último día de nuestra vida nos estaremos convirtiendo, siendo dóciles
al Espíritu del Señor; y discerniendo lo que él quiere de nosotros en diferentes situaciones, que pueden ser de justicia social o familiar.

Hay otro camino, el de la Alegría porque el que ama es alegre, el ejemplo lo encontramos en la vida de los santos, algunos servían con alegría entre los enfermos, como Sta. Teresa de Calcuta, y otros como San Alberto Hurtado que decía: " Contento Señor contento", pese a su abnegado trabajo, la enfermedad y el sufrimiento.

Tercer camino. La Esperanza, somos hombres y mujeres que estamos llamados a vivir con esperanza cristiana porque por el bautismo el Señor habita en nuestra alma, somos su morada. Preparar el camino es quitar también los obstáculos que nos impiden "entrar en nuestra morada espiritual”. A veces hay muchos obstáculos que tenemos que abajar, eliminar, purificar,
para hacer descender nuestros egos, que son un obstáculo para que vivamos con esperanza en
la morada de nuestro corazón. Dice Pablo a los Filipenses: " para que su amor siga creciendo más y se traduzca en un mayor conocimiento y sensibilidad espiritual". Flp. 1,9.

Pidamos en nuestra vida de oración que el Señor nos ayude hacer su voluntad y vivir con esperanza cristiana en este Adviento., aquí les dejo esta antífona de preparación.

"Ven pronto Señor ¡Ven Salvador! Hijo de David ¡ven a liberarnos! Señor no tardes ya Amén .