Reflexiones -  4 de Noviembre de 2018

Uno de los escribas se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?" Jesús le respondió: " El primero es: Escucha Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor; amarás al Señor, tu Dios con toda tu fuerza. El segundo es este: Amarás al prójimo como a ti mismo... Mc. 12, 28-31

Le preguntaron a Jesús ¿cuál es el mandamiento más importante?, pregunta trascendente porque el pueblo de Dios entre prohibiciones y preceptos positivos tenían más de 600 mandamientos. Jesús hace una síntesis en dos mandamientos: Amor a Dios y al prójimo.

¿Qué significa Amar a Dios con todo el corazón...? Para mi significa reconocer ¿quién rige tu vida? Si es el hombre viejo como dice Pablo, entonces la vida será una búsqueda de poseer y de buscar la propia satisfacción, tratando siempre de integrar en la familia y en los que le rodean su proyecto, y sus caprichos. Ese no es s el amor cristiano, ese es amor posesivo, que esclaviza y no deja crecer. Tenemos que purificar nuestras intenciones para tener al Señor como valor absoluto de nuestra vida, pero para tenerlo como valor absoluto

de nuestra vida, primero tenemos que conocerlo. “Solo el que conoce a Dios lo puede amar", 1 Jn.4, 7. Conocer el amor de Dios, experimentarlo en nuestra vida, a través de la experiencia de la fe en Jesucristo.

El Señor es la revelación del Padre, " él nos define a su Padre como lo que es, el amor", no importan los obstáculos del pecado y del egoísmo, Dios amor siempre está ahí, dándose y entregándose, por ti y por mí. Pero ese amor hay que manifestarlo al prójimo; Somos por el Bautismo hijos de Dios, esto significa "que somos la extensión del amor de Dios", por eso no me es ajeno "mi prójimo", ni me es ajeno practicar la justicia, porque el amor no es una emoción, un sentimiento es un compromiso con la otra persona hijo del mismo Padre,

el Dios del amor.

Al recibir la Eucaristía te invito a orar a nuestro Padre bondadoso con estas bellas frases de san Agustín: Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé y tú estabas dentro de mi"