Reflexiones - 14 de Enero de 2018

Jesús les preguntó: ¿Que buscan? Jn. 1, 38

Jesús en este Evangelio les hace a los discípulos una pregunta trascendental. ¿Que buscas en la vida? ¿Cuál es el sentido de tu vida?

La vocación de todo bautizado parte de un profundo discernimiento, sobre quien es el centro de tu vida, en quien tú has confiado. Desde que venimos a este mundo tenemos que hacer opciones, que nos comprometen.

Vivimos en un ambiente de mucha extroversión donde hay muchas voces que nos llaman por diferentes caminos, y que no siempre llenan el vacío de Dios, en nuestra vida, a veces son "ídolos " que ofrecen poder, vanagloria, falsos proyectos, "que al principio son lazos después se convierten en cadenas". También el Señor en el desierto sintió la voz del enemigo con falsos proyectos.

Responder a la, pregunta del Señor requiere estar despiertos como Samuel, para responder más con el corazón, que con la inteligencia. "Solo el corazón puro puede escuchar la voz de Dios", y responder como Samuel: " Habla Señor que tu siervo escucha".

Pidamos al Señor en la Eucaristía, escuchar su invitación” a seguirlo” igual que los apóstoles, " y quedarnos con él “, sirviéndole en nuestra vocación sacerdotal, religiosa o familiar, con un corazón sincero, expresado en el Salmo 39, " Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad".

Te dejo con unas frases del Papa Pablo VI:
"Te seguimos Señor, conservando la dulce alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas ...pero irradiando el fervor de tu llamado". Amen