Reflexiones - 17 de Septiembre de 2017

¿Cuántas veces tengo que perdonar? Mt. 18,21
En el evangelio de esta semana Jesús nos habla sobre el perdón.

Vivimos en un mundo donde reconocer nuestras faltas y pedir perdón por ellas, va desapareciendo de nuestro vocabulario, lo más que escuchamos en algunas personas es “I’m sorry”, pero “I’m sorry, ¿y qué más? Tenemos que ser capaces de admitir que fallamos y pedir perdón, con una sincera disculpa, no hay reconciliación sino desalojamos actitudes defensivas, que lo vemos a todos los niveles, y nos impide admitir nuestros pecados y también refuerza los resentimientos, hacia el prójimo.

¿Qué es lo que nos impide perdonar? Bueno en el Catecismo de la Iglesia # 1865 nos habla de los pecados capitales, y enumera el pecado de soberbia: " es el pecado que oscurece la conciencia y corrompen la valoración concreta del bien y el mal".

Si mi hermano me ofende, ¿cuantas veces tengo que perdonar? Hasta siete veces Creo que, en algunos ambientes actuales, ni siquiera una vez se perdonaría, pero esas actitudes traen mucho dolor afectivo y espiritual. Es por eso que Jesús nos dice que no hay límites para el perdón. El perdón es nuestra sanación espiritual, está dentro del plan de nuestra salvación.

También la persona que perdona y admite el error, recibe paz y alivio espiritual, porque está asociándose a la redención de Cristo, cuya generosidad, y acogida no tiene límites, es infinita. Me decía un especialista de la medicina, católico práctico, "que en su experiencia
profesional una buena Confesión, "nos reconcilia afectiva y espiritualmente, con el hermano y con el Señor ".

Te invito a rezar despacio esta semana al recibir la Sagrada Eucaristía el Padre Nuestro, y detenerte a reflexionar en la frase: "perdona mis ofensas, como yo también perdono al que me ofende". Esta oración puede ayudar también a "restaurar muchas heridas familiares y comunitarias". Amen.