Reflexiones - April 9, 2017

Cristo a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango, ......Y así actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó, sobre todo, y le concedió el "Nombre -sobre -todo -nombre”. Flp. 2, 6; 11

Este Domingo de Ramos comienza la Semana Santa.

Jesús entra en Jerusalén, "despojado de su rango, y sentado en un burrito”. Es el comienza de la Pasión que sufrió el Señor. La gente sencilla del pueblo le da la bienvenida como Rey con los gajos de las palmas que espontáneamente recogieron del camino, pero en unos días negará conocerlo, lo ignorará y peor aún pedirá su muerte en la cruz...es la miseria del pecado. Sin embargo: ¡bendito árbol de la cruz que engendra la vida no la muerte, que da luz, no tinieblas!

Jueves Santo.

Es la noche de la Eucaristía, en que el Señor amó a sus discípulos hasta el extremo de darles su cuerpo y sangre. "El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él". Jn. 6, 56. Es también la noche del servir: "Amen como yo les he amado", Jn 13, 34, hasta el extremo de servir en la entrega sacerdotal. Esta noche se renueva las promesas sacerdotales, para unirse en la fidelidad a Cristo, al servicio de la Iglesia.

Viernes Santo.

"Te adoramos Cristo y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo".

En esa jaculatoria del Vía crucis está la verdad de lo que hoy celebramos. La ignominia de la cruz representa la crudeza del mal, pero también en ella se manifiesta el amor divino, que por amor al hombre se somete " a la muerte de cruz". El Santo de Dios. “. que no conoció el pecado se hizo pecado por nosotros". 2 Cor. 5,21

Hoy en la cruz se oirá la primera confesión, de un ladrón, que dice arrepentido: "Estamos aquí, por nuestros pecados. " "Señor acuérdate de mí en tu Reino." -Hoy te vas conmigo a mi Reino. Ojalá que el ejemplo de este primer santo de la Iglesia, nos haga tomar conciencia de nuestros pecados, para una buena Confesión.

Antes de la puesta del sol depositaron el cuerpo de Cristo, en los brazos de su madre María. Hoy se cumple la profecía de Simeón. "Una espada te traspasará tu alma". Pero aun en el momento del dolor la madre dice: Hágase en mi según tu palabra. María aguarda y espera la promesa salvadora de su hijo. Nuestra Madre nos invita a rezar el rosario, por el dolor de tantas madres., en nuestra comunidad.

Sábado Santo.

¡Luz de Cristo demos gracias! Es la noche de la Vigilia Pascual. Se enciende el cirio Pascual. La luz brilló sobre las tinieblas del pecado y la muerte. ¿Dónde está muerte tu aguijón? Esta noche por el Misterio Pascual nuestro Catecúmenos recibirán los sacramentos para renacer a una vida nueva, y se renovarán las promesas bautismales, para servir fielmente a Dios, en la Santa Iglesia Católica, la esposa de Cristo.