Reflexiones - March 26, 2017

He venido yo a este mundo: para que los que no ven, vean, y los que ven, se queden ciegos. Jn. 9, 41

En estos domingos de Cuaresma la Iglesias nos presenta el evangelio de Juan, dentro de la preparación de los catecúmenos que se preparan para los sacramentos, también nos ayuda a entender los signos de Jesucristo, reflexionemos en algunos de ellos.

Un nuevo nacimiento del agua y del espíritu, nuestro Bautismo... Jn 3, Jesús el pan de vida, la Eucaristía. Jn 6
Jesús es la luz del mundo, visión y ceguera del Pecado. Jn 9,

Vamos a tratar de reflexionar en el signo, de Jesús como "luz del mundo".

Jesús cura a un ciego de nacimiento. ¿Quién era este hombre? un mendigo, un desamparado que vivía en las tinieblas. Jesús lo cura de su ceguera. Este hombre después de ser curado comparece ante los que "ven", los cuales lo acosan para que niegue de lo único que él está seguro, "solo sé que yo era ciego y ahora veo".

El ciego de nacimiento nos da a nosotros los bautizados un testimonio de cómo vivir "como hijos de la luz", dando testimonio de la verdad de Cristo luz del mundo. Tu y yo sabemos que no siempre actuamos como "hijos de la luz". Hay una ceguera interior que no nos permite "comprometernos”, como los padres del ciego: "Sabemos que es nuestro hijo, y nació ciego, pero como ve ahora no lo sabemos, pregúntele a él..." Ellos sabían que confesar a Jesús se pagaba con la expulsión de la sinagoga". En el mundo actual significa ser criticado, rechazado, calumniado, humillado... En esta semana de Cuaresma sería bueno examinar nuestra conciencia y preguntarnos. ¿Cuál es nuestra ceguera? ¿La de los fariseos, que creían vivir en la “luz”, pero actuaban como hijos de las tinieblas, el padre de la mentira?

El joven ciego nos da un ejemplo de vivir en la luz, él recuperó la vista y dejó que el don gratuito de la luz de Cristo también iluminara su alma, para ir conociendo poco a poco al Señor: A la pregunta: ¿crees tú en el hijo del hombre? El contestó con humildad y agradecimiento, ¿quién es Señor para que crea en él? Jesús le
dijo: "Lo estás viendo. y se postró ante él y lo adoró", porque como dice el Señor: "Para eso he venido al mundo, para que los que no vean, vean, y los que dicen ver queden ciegos". Jesús como dice el Papa Francisco: "le abrió por segunda vez los ojos del ciego, la ceguera de su alma". Una buena pregunta esta semana sería. ¿Cuál de estas experiencias me ayudan en esta Cuaresma a superar mi ceguera espiritual?