Reflexiones - 15 de Octubre de 2017

El Reino de los cielos es semejante a un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo.. Mandó .....que llamaran a los invitados,, pero estos no quisieron ir"".. Mt.. 22,, 2..

El Señor nos sigue presentando a través de parábolas su voluntad de compartir con todos nosotros su plan de salvación.. La forma de presentarlo es como una invitación a una gran fiesta,, sin exclusiones..

Ya en la primera lectura el profeta Isaías nos habla que '""eel Señor preparará un festín.. para todos los pueblos""..

Quisiera detenerme brevemente en la invitación que hace el Señor .

El Señor en la "parábola de los invitados ”,, nos enseña que aquellos invitados no tenían méritos,, ni poder,, sino que fue "pura gratuidad del Señor ”.. Lo único que les pedía el Señor,, era su respuesta incondicional,, a la compasión y solidaridad sin exclusiones..

Vemos a través de la parábola de los invitados que ellos rechazaron la invitación,, y algunos llegaron sin ser invitados,, situaciones que suceden a veces en nuestra sociedad.. - Hace un tiempo asistí a una fiesta de bodas,, y allí se hiciero n videos con la familia y la pareja de la boda,, pero cuál no sería nuestra admiración,, al comprobar que,, en el video,, el que más bailaba y gozaba "no tenía el traje de gala"",, ni había sido invitado por la pareja,, ni por la familia del novio y de la novia.. El joven se había "colado "en la fiesta,, y disfrutó sin ser invitado,, cuando le preguntaron solamente dijo:: Si somos cristianos,, ¿por qué no podemos compartir juntos?? Sin embargo,, hubo algunos que,, si fueron invitados,, y dijeron que iban,, y no fueron,, y dejar on separada la mesa y el bufet .

En el caso de la parábola tenemos la libertad de aceptar o rechazar la invitación del Señor,, porque hasta el último día de nuestra vida,, Dios respeta nuestro libre albedrio,, aunque esté en juego nuestra salvación.. Los que aceptan la invitación al banquete del Reino tienen la vestidura del bautismo,, la gracia de Dios que actúa en su vida,, y se manifiesta en una coheren cia de vida,, como dice Pablo:: "TTodo lo puedo en Cristo que me fortalece"".. Es la fortaleza de Cristo que nos ayuda a dar frutos de justicia y santidad de vida,, en la familia,, y en la comunidad..

Hermanos,, estamos llamados a participar en el banquete de l Reino,, y responder positivamente al plan de Salvación,, manifestado en Cristo Jesús . Recuerda que la lógica del amor y la compasión de Cristo , es más sabia que los pensamientos humanos,, "eel Señor está más preocupado en unirnos en su banquete de Salvación , que en hacer excepción de personas..""