Reflexiones - January 8, 2017

Al ver de nuevo la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre, postrándose lo adoraron. Mt.2, 10-11.

Le preguntaba a un grupo de jóvenes sobre ¿qué significaba para ellos la fiesta de la Epifanía? en concreto la figura de los Magos, gentiles, que no pertenecían al pueblo de Israel. La respuesta vino de una joven universitaria, ella me dijo: "Los Magos estaban en la búsqueda de lo bueno".

¡Qué bien lo dijo esta joven! Buscaban lo bueno y descubrieron en aquella criatura frágil y en su Madre pobre, al Dios de Israel, el creador del cielo y la tierra, de todo lo visible e invisible. Estos hombres en la búsqueda de lo bueno, se dejaron "...iluminar por tu luz, y la gloria del Señor brillo sobre aquella criatura, los Magos representaban los pueblos, que caminaban al resplandor de tu luz..." Isa. 60, 3.

Hoy se cumple el Plan de Dios. Aquellos hombres paganos descubrieron que "lo bueno", en este caso nuestra Salvación, viene acompañado muchas veces de dificultades, "al ver de nuevo la estrella se llenaron de alegría". Habían encontrado al Rey de los judíos" en su trono, en un pesebre. Así envía Dios a su Hijo a este mundo para reconciliar, no para condenar, es el reinado de la justicia, la reconciliación y la paz. Ahora ya no necesitaran de estrellas, ahora Cristo la luz del mundo iluminara su corazón para que se abran a los demás y puedan "descubrir lo bueno, que Dios ha hecho por cada uno de nosotros, a veces en el mas débil y desamparado"...

Yo siento al leer este Evangelio que El primero que nos ensenó a descubrir lo bueno que hay en cada uno de nosotros, y en el prójimo, es el Padre bueno, pero para ello se requiere de la virtud de la humildad, que hoy le vamos a pedir en la oración. En este caso unos magos paganos, practicaron la humildad, al enfrentar los problemas, como diría Sta. Teresa: "con desprendimiento, y humildad. Porque el desprendimiento es dejar todo para abrazarse a Dios"... Y descubrir lo bueno, el Sol de justicia que nace de lo alto, pero hay también un Rey Herodes que " busca " a este niño para matarlo, primaban en este hombre sus intereses, su Ego, "ojo, con los egos fuera de control, son hermanos de la soberbia”, muchas veces no nos hacen ver donde esta "lo bueno"; el principio y fundamento de nuestra Salvación.

Sería bueno al comenzar este Ano, preguntarnos. ¿Te es fácil encontrar algo bueno de lo que Dios ha hecho en tu vida y en los demás? ¿Cómo lo manifiestas?

Pidamos al Señor en la Eucaristía, que nos abra los ojos, para ver que detrás de cada situación difícil, hay una promesa, un regalo de Salvación.