Reflexiones - September 18, 2016

El que es fiel en las cosas pequeñas, también es fiel en las grandes; y el que es infiel en las cosas pequeñas, también es infiel en las grandes" Lc.16

Las lecturas de esta semana nos hacen a todos un llamado a la justicia y la caridad en favor del necesitado.

Hay dos frases que nos pueden ayudar a reflexionar. Justicia y caridad, para un cristiano no son realidades independientes. Se complementan y se sostienen mutuamente. "La caridad no puede lavarse las manos frente a la justicia, y la justicia no puede hacerse mezquina e injusta, y no puede despreciar el crecimiento de la caridad".

Hoy la Parábola de Lucas nos invita a ser justos y a practicar la caridad, por supuesto esa actitud ética tiene que ir acompañada derecta intención". Si te fijas en la Parábola veras que el personaje que es sorprendido en el robo por el dueño del negocio trata de alterar las cuentas, manipulando el valor y los costos. A veces vemos que esas actitudes se repiten en nuestro ambiente social, donde se alteran los precios... y las ganancias, y en otros casos se hacen fraudes millonarios, con tratamientos innecesarios.... por supuesto fraudes que pagamos tu y yo, y las futuras generaciones, eso se llama injusticia y falta de caridad.

El profeta Amos en la primera lectura nos ponen en alerta cuando nos dice: "Escuchen esto los que buscan al pobre para arruinarlo... No olvidare jamás estas acciones". Este es un llamado a "descubrir en el hombre al hermano, porque si no tengo para con él un gesto de amor, ni tengo recta intención en mis actitudes para reconocer lo que tengo que restituirle, estoy practicando la injusticia".

La justicia practicada "mecánicamente”, sin corazón no es justicia. Yo siento que las lecturas de hoy lo que nos dicen es: " Que el boleto de entrada al cielo tiene que tener "el visto bueno de todos nuestros hermanos y hermanas, los más desfavorecidos y vulnerables de nuestra sociedad". Hay una frase del Señor digna de reflexión: " Si cuando vas a presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que un hermano tuyo tiene algo que reprocharte, vete primero a reconciliarte con el..., "La reconciliación con el hermano pasa también por "tener caridad y practicar la justicia", recuerda: "El que es fiel en las cosas pequeñas es fiel en las grandes". "Cuando practicamos la injusticia el Dios amor, sufre".

Pidamos al Señor en la Eucaristía que seamos solidarios y transparentes en los negocios del mundo, recuerda: "la práctica de nuestros sacramentos tiene que hacernos más caritativos y justos, con todos, reconociendo que a veces tenemos limitaciones para ayudarlos”, pero sin desentendernos de la realidad terrena." No se llega a Dios viviendo ciego y sordo a las necesidades del mundo.

No olvides que justicia y caridad se complementan., y en nuestra sociedad hay muchos hermanos que lo practican voluntariamente.