Reflexiones - March 20, 2016

Cristo a pesar de su condición divina no hizo alarde de su condición de Dios....Y así actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte de cruz…Por eso Dios lo levanto sobre todo…y le concedió el "Nombre sobre todo nombre; …" y toda lengua proclame: "Jesucristo es el Señor”.

En este Domingo de Ramos, comienzo de la Semana Santa quisiera reflexionar contigo sobre este texto de Filipense 2. Es una invitación para meditar en el misterio Pascual, de la muerte y resurrección del Señor.

Hay dos enseñanzas para este Domingo de Ramos.

La primera es la entrada de Jesús, en Jerusalén, junto a los peregrinos. El no entro en una carrosa, sino montado en un pollino, símbolo de humildad, (siendo de condición divina se hizo el más humilde de los hombres, Flp. 2 ,7), y el pueblo humilde descubre en su sencillez de vida su condición mesiánica, y lo recibe con palmas, como nosotros en este día.

En la segunda enseñanza de este domingo, la Iglesia nos narra la Pasión de Cristo., para darle al que sufre con Cristo, una palabra de aliento, y de esperanza.

Sería muy triste que en este domingo nos quedáramos solamente con la Palma Bendita, para guardarlo como algo

"mágico", y no como lo que representa, que Cristo murió en el trono de la cruz por nuestros pecados, y triunfo como Rey y Señor, “para la gloria de Dios Padre". Flp. 2,11

El Jueves Santo. "Jesús los amo hasta el extremo". Jn 13, 1. Esa noche Jesús estableció dos sacramentos la Comunión para la vida del mundo: Tomen esto es mi cuerpo…, hagan esto en memoria mía. Lc. 22,19. Es el alimento que nos fortalece espiritualmente para cargar la cruz de cada día, con esperanza.

También nos dejó el Sacerdocio, el Sacramento de la nueva familia de Dios, que es darse, y entregarse al prójimo por amor a Cristo. Dice el profeta Isaías. "Los que los vean reconocerán que son la estirpe que bendijo el Señor" Isa . 61, 9. Es la fuerza espiritual que recibe el siervo de Cristo para "hacer una opción preferencial, por los pobres y oprimidos por el pecado, y llevarlos a Cristo.".

El Viernes Santo. “Todo está cumplido" Jn.19, 30. A Jesús no le quitan la vida, entrega su vida por amor, y perdón de nuestros pecados. Ojalá que nosotros al morir podamos decir: "todo está cumplido". Señor tratamos de hacer tu voluntad, muriendo al pecado, y sirviendo al prójimo.

La Vigilia Pascual. Es la noche en que "Dios lo levanto sobre todo nombre …" Flp.2,9. "El Señor es la luz, que brilla para siempre, es la vida indestructible que llega también a nosotros.". Papa Benedicto XVI.