Reflexiones - August 16, 2015

El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo el que me come vivirá por mí. Jn.6, 57

Al finalizar esta semana el discurso del "Pan de Vida", quisiera reflexionar con ustedes sobre esta frase de Jesús " El que me come vivirá por mí".

Se me ocurre preguntarte, ¿cómo te relacionas con tu prójimo, y por supuesto también con Dios? ¿Es una relación de amistad? Porque a veces vivimos tan metidos en nuestros problemas sociales, y laborales, que nuestra relación se puede convertir en una relación muy superficial con Dios, y nuestro actuar cristiano "en un voluntarismo compulsivo" de hacer cosas, que no va acompañado de una autentica relación de amistad. Mientras más conocemos al Señor mas le amamos más unidos queremos estar con Él. Es intimar en una relación de amistad que me hace tener los mismos sentimientos que Cristo,

Flp.2, 5, y esta relación de amistad transforma la mente y el corazón.

El apóstol Pablo dice: "No sean irreflexivos daos cuenta de lo que el Señor quiere".Flp.5, 17 Y lo que el Señor quiere es que estemos unidos a él. “El que me come vivirá por mi"

El Papa Francisco nos invita a reflexionar sobre el significado de comer su cuerpo y vivir con Cristo, y el prójimo en una profunda amistad. Dice el Papa. "Pregúntate si esa relación de amistad con Cristo en la Eucaristía te hace relacionarte bien con los demás, si ves en los pobres, enfermos, ancianos abandonados el rostro de Cristo, y no te quedas solamente en una amistad superficial que "no te compromete, ni con el Señor ni con el prójimo".

Pregúntate si esa relación de amistad con Cristo en la Eucaristía te ayuda a perdonar y sentirte perdonado. Recuerda que todos somos pecadores. Esa es relación de amistad.

Por ultimo pregúntate si esa relación de amistad con el Señor en la Eucaristía, te ayuda a ser coherente entre la liturgia y la vida de nuestra comunidad. Eucaristía no es recuerdo de Jesús. Es la obra y el don de Cristo que está presente y nos sale al encuentro y nos alimenta con su palabra y su cuerpo y sangre y su vida eterna, para después trabajar por El".