Reflexiones - August 2, 2015

"Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no pasara hambre, y el que cree en mí no pasara nunca sed" Jn. 6, 35

Durante estos cuatro domingos la Iglesia nos presentara en el evangelio de Juan las enseñanzas de Jesús el pan de vida.

Quisiera reflexionar en este punto. ¿Qué significa creer en Jesús pan de vida?

La semana pasada Jesús se presentó en el evangelio como "el pan vivo bajado del cielo". Pero el pueblo no entendió el signo, porque Jesús los invitaba a

"desinstalarse" de lo que ellos creían que era "importante" en su vida.

Constantemente tenemos que hacer opciones que desafían nuestra fe en Jesús

"el pan de vida". Me viene a la mente esta idea: todos tenemos hambre, unos de prestigio, otros de poder, dinero, salud, hay quien su única visita diaria es al médico, y conoce todos los medicamentos con receta y sin receta, y no es malo cuidar la salud, como no es malo tener dinero, pero hermanos-as "el vacío de Dios solo lo puede llenar Cristo el pan de vida".

Otros dicen con una mentalidad fundamentalista del Antiguo Testamento, que esto es un "signo o señal del amor que Dios nos tiene", pero atención hay un hambre y una sed espiritual que va más allá del prestigio, poder, dinero salud, necesitamos renovarnos, desinstalarnos del hombre viejo por el pecado. "Cristo os ha ensenado a abandonar el anterior modo de vivir...renovaos en la mente y el espíritu" Efes. 4, 23.

La invitación del Señor es a convertirnos. A mayor conversión mas fe en Cristo "el pan de vida", mayor compromiso con él, más desinstalados de aquellas "cositas" que nos inventamos a nuestra medida, y que nos destruyen y enfrían nuestra vida de fe.

Esta semana cuando recibas la Sagrada Comunión en la misa reflexiona sobre esto. Jesús quiere llenar tu hambre espiritual, y yo te pregunto: ¿Te preocupas por llenar el hambre y la sed espiritual, de niños y adultos que no conocen a Dios, o te quedas como dice el Papa Francisco "balconeando", (mirando), y preguntándole al Señor? "¿Y qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?” La respuesta de Jesús es: Crean en aquel que el envió .Jn.6, 28-29. El pan de vida.