Reflexiones - June 21, 2015

El viento ceso y vino una gran calma. Él les dijo: -" ¿Porque son tan cobardes? Aun no tienen fe? “Mc. 4, 40

En el Evangelio de la tempestad calmada el Señor insiste en la necesidad de la fe para confiar en el cuándo nos visitan "las tormentas de la vida"

Me gustaría hoy día de los padres reflexionar un poco sobre la necesidad que tienen los padres de fortalecer su fe en el Señor para gobernar su familia. Hay padres cristianos que su vida familiar es un mar tranquilo, pero hay padres que sufren y también ellos necesitan una palabra de fe y confianza en el Señor. Hace pocos días leía sobre un padre que su hija había desaparecido de su hogar, él hablaba sobre su dolor; dolor que muy pocos amigos podían comprender. Cuando leía el artículo sentí una profunda tristeza. Pensé que a veces la vida puede ser increíblemente cruel. Sin embargo un conocido le dijo estas palabras que le dieron un gran consuelo. Quizás no tengo las palabras espirituales que tú necesitas en este momento, pero lo único que te puedo decir es: “Me importa lo que estas sufriendo, y también le importa a Jesús. Solamente él te pide que confíes en su Sagrado Corazón. A los pocos días regreso su hija, le vino a la mente muchas cosas negativas, pero recordó el amor incondicional de Jesús que le dio tanta fe y confianza en que su hija volvería, y pese a su dolor supo dar a su hija seguridad, paz y sobre todo ayuda profesional y espiritual.

En este día de los Padres el Señor te invita a reforzar tu confianza en él, cuando las aguas tempestuosas te golpean. Incluso en el momento de soledad no estás solo, Jesús camina contigo, a veces en la palabra de aliento de un conocido: "me importa la tormenta que estas sufriendo, y también le importa a

Jesús, solamente ten fe y confía". Feliz día de los padres.