Reflexiones - April 5, 2015

Este es el día en que actuó el Señor sea nuestra alegría y nuestro gozo. Sal.117.

Hoy estamos alegres porque resucito el SENOR, él es nuestro consuelo.

El Papa Francisco nos dice: "Jesús resucita para consolar a sus amigos, darles paz y reafirmarlos en la fe".

Porque los discípulos de Cristo no estaban preparados para ver a su Señor, crucificado, ellos habían quedado destruidos. No hay nada peor en nuestra vida que no estar preparados para una prueba.

Sin embargo hoy en Cristo todo es nuevo. El alma humana de Cristo entra en su Cuerpo y ocurre aquella explosión de luz y de movimiento que hace que la piedra que cubría la tumba se corriera.

En la mañana del primer día de la semana el Domingo entra María Magdalena a buscar un muerto y se encuentra con la tumba vacía, seguirá buscándolo y se encontrará con un hortelano, Cristo le da una sorpresa llena de felicidad a su amiga María, la viene a consolar, a la mujer que le dio más que un "vaso de agua", la que acompañó a su madre, que estuvo al pie de la cruz, y después en su entierro. Después entra el discípulo amado Juan "vio y creyó”. Pedro ve pero no entiende, su fe ira madurando poco a poco, a través del discernimiento de quien es Cristo en su vida.

También podríamos preguntarnos. ¿Cristo resucitado a quien más se le aparece? Dice un maestro de vida espiritual Ignacio: Cristo resucitado lo primero que hace es ver a su madre María. El papa Juan Pablo II lo repitió y algunos pueden pensar, no estaba en el Evangelio, pero está en la tradición de la

Iglesia, y en la lógica de un hijo consolando a su Madre.

¡Hermanos hoy a triunfado el Plan de Dios, aleluya!

Jesús resucitado nos trae la buena noticia de que " hoy es el día en que actuó el Señor". Los discípulos se transforman, ya no huyen, el pueblo los escuchan y creen. Las autoridades se alarman, los encarcelan, pero no los callan. Están transformados por el Cristo resucitado.

En la comunión pregúntate. ¿Me siento transformado por el Cristo resucitado, me siento un testigo suyo, alegre y libre que anuncia a la comunidad su presencia viva y consoladora?