Reflexiones - November 22, 2015

Mi reino no es de este mundo.....Todo el que es de la verdad, escucha mi voz. Jn.18, 36-37

Hemos llegado al final del tiempo ordinario, y la Iglesia nos presenta la Fiesta de Cristo Rey. El evangelio de esta semana nos presenta una pregunta de Pilato a Jesús: ¿Eres tu rey de los judíos? Y Jesús le contesta: Soy Rey. Para eso he venido al mundo. Pero mi Reino no es de este mundo, Jesús rechaza la idea que pueda ser una amenaza política al Cesar o cualquier poder de este mundo.

La pregunta que nos pudiéramos hacer es, ¿y que rey es este? ¿Dónde está su ejército y su bandera? ¿Dónde está su presupuesto económico?, ¿dónde vive? ¿Qué fama tiene este hombre? ¿En que radica su poder?, ¿dónde está su trono?

Esas preguntas fueron y son válidas para los que son de este mundo. Se dice en muchos ambientes sociales del mundo actual, que si usted al llegar los treinta años no acumuló fortuna y poder económico, usted es un fracasado.....

Sin embargo el Cristo Rey que hoy celebramos también tiene poder, el del amor, el cual es capaz de marcar un antes y un después de nuestra era. Tiene un "tesoro "tan grande que los hombres y mujeres son capaces de venderlo todo para obtenerlo, me refiero a nuestra salvación. Tiene un ejército de hombres y mujeres que son capaces de dar su vida por él, sabiendo que "el que pierda su vida por él se salvará". ¿Bueno y estos hombres donde estudiaron? ¿Eran letrados del Templo de Jerusalén? No, eran simples pescadores, que ensenaban y vivían lo que aprendieron de los labios de Jesús su humildad y su testimonio de vida. Fue la nota que sacaron con A plus. ¿Y que vestiduras van a llevar? Las vestiduras de Cristo, la corona de espina, y la cruz.

¿Y cuál es la fama de este hombre llamado Jesús? Amigo de publicanos y pecadores, gente de mala vida, pero que encontraron en este Rey, el camino que lleva a la salvación, entre muchos caminos torcidos por donde habían caminado, la verdad entre tantas mentiras en que habían vivido, y la vida eterna la cual no conocían. ¿Dónde está el trono de este Rey? El trono de Jesús es la cruz. ¿De dónde le viene su linaje? Pues siendo de condición divina se despojó de su grandeza, tomo la condición de esclavo y se hizo semejante a los hombres. Y en su condición de hombre se humillo hasta la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo exalto y le dio el nombre sobre todo nombre, para que ente el nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua proclame que Jesucristo es Señor para la gloria de Dios Padre. Flp.2, 6-11.

Esta es la fiesta que celebramos su presencia de amor, su proyecto de vida que se nos revela a través de su palabra de vida, y los sacramentos.