Reflexiones - Sep. 7, 2014

Si tu hermano comete un pecado, ve y amonéstalo a solas. Si te escucha, abras sa1vado a tu hermano". Mt. 18, 15

Vivimos en un mundo lleno de conflictos, situaciones difíciles en e1 hogar, en la comunidad, y entre los países.

Hace días me decía una señora. "Arrollaron a un anciano y lo dejaron tirado en la calle, ¿por qué suceden estas cosas?". Creo que 1a respuesta a esta pregunta la tiene el Salmo 95. "No endurezcan el coraz6n". EI ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios, con capacidad para pensar, hacer el bien, y evitar e1 pecado. El pecado, nos deshumaniza. Hoy en día lo vemos con las barbaridades que se cometen en e1 Medio Oriente con los cristianos y otras minorías.

A veces se difunde la noticia y nos quedamos solamente con los detalles más sangrientos, o nos rompemos las vestidura y decimos “la humanidad está perdida”, ¿y qué más?

Otras veces nos entretenemos con el divorcio de... y con la parte más morbosa de la ruptura y eso como decía un medio de comunicaci6n da "raiting".

¿Ante estas situaciones, como reaccionamos tu y yo como cristiano?

Quizás no podemos arreglar todos los conflictos del pecado en el mundo, pero si podemos comenzar por nosotros, y por nuestra comunidad familiar. Tenemos que ofrecer el perdón, y una segunda oportunidad de amor cristiano al amigo, al familiar .EI ejemplo es Jesús, él fue ofendido y siempre daba el primer paso para perdonar. Jesús trataba de ganar el hermano. También recordemos el poder de la oración, "donde hay dos o tres en el nombre del Señor, para pedir algo, mi Padre se lo concederá". Mt. 18, 19

Pidamos al Señor en la Comunión, ser positivos como El, perdonando incondicionalmente, al hermano arrepentido, y sobre todo “aprender a mirar más allá de lo que se ve”. El mundo conoce lo externo, Dios conoce el corazón del hermano que a veces nos ofende.

Deseo recordar1es: Este 1unes es e1 día de 1a Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba, estamos invitados, a la Misa solemne en 1a Universidad de Miami, a las 8 pm.