Reflexiones - 18 de Febrero de 2018

Arrepiéntanse y crean en la buena noticia. Mc. 1, 15

El Miércoles de Ceniza comenzó la Cuaresma, son cuarenta días de preparación al misterio de nuestra redención, Jesucristo muerto y resucitado. La Iglesia durante estos cuarenta días nos propone, la oración, el ayuno y la limosna.

En el Evangelio el Señor, después del Bautismo va al desierto y allí ayuna, ora y es tentado.

En la mentalidad hebrea, el desierto era un lugar de reflexión, oración y ayuno, pero también era un lugar de tentaciones. Jesús en su condición humana sintió las tentaciones del enemigo para
desviarlo del Plan de Salvación, pero con el ayuno y la oración a su Padre Dios, nos dio un ejemplo para vencer el plan del enemigo en el desierto de nuestra vida

Aquí les dejo tres formas tradicionales de acercarnos más a Dios en esta Cuaresma.

Oración: Es convertir tu "cotidianidad" en un ofrecimiento al Señor, elevando tu mente y el corazón, como dice Pablo: "orando sin cesar", ej.: Se me ocurre el ofrecimiento de buenas obras hacia un necesitado de oración. También quizás orar o rezar el rosario, mientras caminas, o llevas tu mascota. Llevar a la oración el perdón para el que te hace la vida un "yogurt".

Ayuno: Es crear en nosotros conciencia de nuestra dependencia de Dios, en un ambiente donde a veces prescindimos de él y ponemos nuestra confianza en "ídolos" que pasan. Quizás es ser un poco más selectivos al ver a veces programas y noticias enajenantes, o manipuladoras, y dejar de tocarle el claxon al hermano, creando conciencia en primer lugar en ti, y sobre todo dando paz. Quizás al manejar puedas escuchar Radio Paz.

Limosna: “Es darme cuenta y abrir los ojos" haciendo obras de Caridad, compadeciéndome del hermano necesitado igual que lo hizo Jesús que se entregó por todos, de hasta los que lo rechazaban. "Perdónalos que no saben lo que hacen". Quizás en este tiempo es cortar ciertos gastos, para ayudar en obras de caridad en la Iglesia, y comprar comida para la despensa de los necesitados de la Parroquia. O regalar algo que no usas.

Pidamos al Señor en esta Cuaresma que nos dejemos "llevar por el Espíritu Santo, para poder encontrar al hermano en el desierto de nuestra vida", con la Oración, el Ayuno y la Limosna.

Reflexiones - 11 de Febrero de 2018

Se acercó a Jesús un leproso y le dijo suplicándole de rodillas: Si quieres puedes limpiarme. Sintiendo lástima ...Jesús lo tocó y le dijo: -Quiero queda limpio. La lepra se le quitó inmediatamente. Mc. 1, 42

En el evangelio de este domingo quisiera destacar primero esta frase: "Jesucristo sintió lástima y lo tocó ".

Reflexionemos en algunos detalles ¿Quién era aquel hombre que Jesús tocó? era un leproso; un contaminado que tenía que vivir separado de la comunidad por varios kilómetros de distancia, como un marginado, " era el invisible" como expresan algunos que se sienten solos y viven cerca de nosotros, en la sociedad y en la familia.

Aquel hombre marginado, se acerca a Jesús con una profunda humildad diciendo:
"Si tú quieres, puedes sanarme". Aquí se encontraron la humildad y la Misericordia, y por supuesto quedó fuera la ley, que prohibía acercarse y menos tocar a esas personas para no quedar "contaminados".

A veces la ley puede convertirse en una trampa, en la que podemos caer, para escaparnos de practicar la Misericordia. Jesús no solo sana sino toca al contaminado, porque la misericordia solo puede amar.

También el leproso nos da una lección a todos. Cuando practicamos la virtud de la humildad, o la sencillez de vida, estamos reconociendo nuestra limitación y nuestra pequeñez, "Señor si tú quieres puedes sanarme”, Un gesto de humildad tiene una respuesta de Misericordia, del Dios del amor “, que nunca nos abandona, que conoce cuál es nuestra fuerza y nuestra enfermedad, "el leproso fue inmensamente amado por Jesús", Dios y hombre verdadero. -"Quiero queda limpio".

Pidamos al Señor en la Eucaristía, que nos ayude a reconocer y salir al encuentro de los marginados y necesitados de nuestra comunidad con humildad y Misericordia.

Deseo recordarte que este Miércoles de Ceniza comienza la Cuaresma, tiempo de ayuno, oración y misericordia.

Reflexiones - 4 de Febrero de 2018

"Vamos a los pueblos cercanos para predicar también allá el Evangelio, pues para eso he venido" Mc. 1, 38.

El evangelio de Marcos nos presenta como evangelizaba Jesús. Es una profunda enseñanza, de su actividad evangelizadora, momentos de descanso reparador, comunicación con el pueblo a través de parábolas sencillas, y preocupación por las necesidades de los más vulnerables, en este caso la anciana suegra de Pedro, los enfermos, "los descartados ", como dice el Papa Francisco. También Jesús manifestaba cercanía, y diálogo, con sus discípulos, y oraba, porque nadie puede dar lo que no tiene.

A Jesús lo encontramos evangelizando en la Sinagoga, hoy sería la Iglesia, lugar de encuentro, donde quizás a veces perdemos la oportunidad de evangelizar a los que vienen buscando ayuda espiritual, o dando una palabra de aliento, y preparando a los sacramentos, el Señor nos los envía, para que "consuelen a mi pueblo. Isa. 40,1 . ¿Los acogemos y consolamos, como dice el Papa Francisco: "con caras alegres”, igual que hacia Jesús?

Jesús también nos enseña que puede haber otro momento de ser evangelizadores, en la cotidianidad de nuestra familia, practicando la Caridad, la acogida, y la compasión, y el afecto, sobre todo a los más vulnerables, y los jóvenes.

Otra oportunidad de evangelizar puede ser el mundo laboral, "el mundo social." Vámonos a predicar a las aldeas vecinas", Mc 1, 38, un mundo que a veces por nuestra indiferencia o apatía, es ocupado, por ideologías y pensamientos, que no construyen el Reino de Dios, y donde el ser humano "vive sin esperanza", con "propuestas de ídolos falsos", que deshumanizan al ser humano, y donde se pierde el sentido de justicia participativa, en los negocios y en las comunidades. Hay una profunda enseñanza evangelizadora, para nuestros profesionales católicos, y los políticos, donde a veces lo que importa es "lo políticamente correcto", olvidándonos de construir como Jesús, el Reino de la verdad, la justicia, el amor y la paz, en esos ambientes sociales.

Por último, quiero detenerme en la vida de oración de Jesús.

Jesús, oraba en silencio, era una necesidad espiritual, de comunicarse con su Padre Dios, y discernir su voluntad. La pregunta para todo evangelizador es: ¿Tu oras? ¿cómo oras y que tiempo oras al Señor?

Que la Eucaristía sea el centro de nuestra evangelización y de nuestra acogida para tender puentes, de integración en la Iglesia, y en nuestro contexto social.

Reflexiones - 28 de Enero de 2018

Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen. Mc 1, 27

Hoy el evangelio nos da una enseñanza sobre la bondad y la misericordia de Dios en nuestra vida y en los demás.

Jesús predicaba en la sinagoga de Cafarnaúm en sábado, y dice la palabra de Dios "que estaban asombrados de su enseñanza". Para estas personas que lo escuchaban era alguien que enseñaba "con autoridad", pero no vieron nada más. Solamente un hombre que estaba poseído por el mal, logró reconocer que Jesús era" el Santo de Dios”.

Dos actitudes frente a Jesús. El primer grupo en la sinagoga solamente vio en Jesús, un buen predicador. En el caso del "endemoniado, el rechazado”, con profunda humildad supo reconocer su "oscuridad", y ver lo que otros no veían. Vio la autoridad del Hijo de Dios que lo liberaba del mal que lo oprimía.

La enseñanza para nosotros como bautizados e hijos de Dios es:
¿Vemos al Cristo vivo y resucitado actuando a través de sus palabras, pero también con sus obras para cambiar nuestra vida? ¿De qué tengo yo que liberarme para ver a Jesús actuando en mi comunidad, en mi familia y en mi vida?

¿Estoy abierto a la Misericordia del Señor?, o por el contrario sólo me quedo escuchando su palabra, sin dejar que toque mi corazón, y con humildad reconocer mis tinieblas, mi pequeñez, y mi pobreza.

Pidamos al Señor en la Eucaristía que la escucha de la palabra de Dios nos haga reconocer donde está mi ceguera, el engañó de no reconocer mi propia impotencia que no me deja reconocer la misericordia de Dios. Aquí te dejo la antífona del Salmo 94. "Ojalá escuchéis hoy su voz no endurezcan el corazón”, para poder discernir su misericordia en tu vida, y ser Misericordioso con tus hermanos necesitados.

Reflexiones - 21 de Enero de 2018

El tiempo se cumplió, el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio". Mc. 1, 14

Deseo reflexionar en dos actitudes de Jesús en su vida pública: el anuncio del Reino y el llamado a sus colaboradores.

En el tiempo de Jesús había un profundo estado de alerta, esperando la inminente llegada del Mesías, que restauraría el reino tan esperado. Las expectativas eran: cuando, donde, y como. ¿Serian derrotados los romanos? ¿Entraría triunfante el Mesia-rey en Jerusalén con soldados? ¿O lo haría de otra forma?

Los Esenios un grupo religioso judío, se habían retirado al desierto para purificarse y estar preparados para la llegada. Juan el Bautista predicaba el juicio de Dios, por eso bautizaba como un signo de arrepentimiento a la llegada del Mesías.: el hacha está lista para cortar los árboles de raíz. Todo árbol que no de fruto se cortará. Lc. 3, 9. Sin embargo el Reino de Jesús iba por otros caminos. Jesús veía el Reino de su Padre Dios, como una familia, que abarca a toda la humanidad, incluido nuestros enemigos "amarse los unos a los otros, como yo les amo", "hasta dar su vida por la familia humana para el perdón de los pecados". Esa radicalidad del Reino de Dios como familia, es lo que lo hace "compartir el pan de la vida" en una mesa. La bolsa en común para las necesidades, de las comunidades de Jerusalén. Después veremos este gesto en los primeros cristianos, que se reúnen como familia del Reino, para partir el pan, y darse “el beso de la paz". gesto que en aquella época hacían solo las familias, hebreas.

Jesús llama a sus discípulos a seguirlo no como el Mesías conquistador triunfante no como un vencedor sino la víctima, que da su vida. La verdad y la justicia estarían de parte de su maestro, vencedor, de la muerte y el pecado, y les dirá a sus seguidores; -Quien salve su vida la perderá. Quien pierda su vida por mí la salvará". Mt. 10,39 En realidad lo que Jesús les quería decir a todos los bautizados es:" Cuando no estamos dispuesto a morir por los demás, ya estamos muertos: cuando estamos dispuestos a morir por los demás estamos realmente vivos". Algunos piensan que Jesús vino a poner el mundo al revés, no al contrario lo vino a poner al derecho, si alguno te dice que no es realista o práctico, ya Pablo les aclara a los primeros cristianos, sobre esta nueva sabiduría: "Los judíos piden milagros, los griegos sabiduría, pero nosotros predicamos a un Cristo, crucificado, escándalo para los judíos, locura para los gentiles. PERO la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana.". 1 Cor. 1, 22-23. El mensaje de Jesús para todo el que quiera seguirlo es: El Reino de Dios ya está conmigo; "Arrepiéntanse y crean en la Verdad de mi Reino, vean el mundo como una gran familia en la que yo me hago presente, todos los días hasta el fin del mundo".

Reflexiones - 14 de Enero de 2018

Jesús les preguntó: ¿Que buscan? Jn. 1, 38

Jesús en este Evangelio les hace a los discípulos una pregunta trascendental. ¿Que buscas en la vida? ¿Cuál es el sentido de tu vida?

La vocación de todo bautizado parte de un profundo discernimiento, sobre quien es el centro de tu vida, en quien tú has confiado. Desde que venimos a este mundo tenemos que hacer opciones, que nos comprometen.

Vivimos en un ambiente de mucha extroversión donde hay muchas voces que nos llaman por diferentes caminos, y que no siempre llenan el vacío de Dios, en nuestra vida, a veces son "ídolos " que ofrecen poder, vanagloria, falsos proyectos, "que al principio son lazos después se convierten en cadenas". También el Señor en el desierto sintió la voz del enemigo con falsos proyectos.

Responder a la, pregunta del Señor requiere estar despiertos como Samuel, para responder más con el corazón, que con la inteligencia. "Solo el corazón puro puede escuchar la voz de Dios", y responder como Samuel: " Habla Señor que tu siervo escucha".

Pidamos al Señor en la Eucaristía, escuchar su invitación” a seguirlo” igual que los apóstoles, " y quedarnos con él “, sirviéndole en nuestra vocación sacerdotal, religiosa o familiar, con un corazón sincero, expresado en el Salmo 39, " Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad".

Te dejo con unas frases del Papa Pablo VI:
"Te seguimos Señor, conservando la dulce alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas ...pero irradiando el fervor de tu llamado". Amen

Reflexiones - 7 de Enero de 2018

Hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo. Mt.2, 3

Hoy en la Iglesia de Oriente y de Occidente se celebra la fiesta de la Epifanía del Señor. El símbolo de la Epifanía es la luz. "Nuestro Salvador se nos revela como una señal para un mundo, desorientado".

La primera lectura de Isaías nos invita a "levantar la vista ", y buscar como los Reyes esa luz. Es una luz que da alegría y esperanza cristiana.

Pero encontrar esa luz nos compromete a todos a través de nuestro Bautismo, a "levantarnos " de nuestras superficialidades y ser luz para conducir a muchos hermanos y hermanas hacia Cristo la "luz del
mundo". Ese es nuestro mejor regalo.

Sin embargo, existe una gran tentación de quedarnos como Herodes en un relativismo muy propio de nuestra época, “...y colocarte como dice el Papa Francisco, en el centro de ti mismo y de tus intereses, dando absoluta prioridad a tus conveniencias e intereses, y eliminar todo lo que afecte tu "zona de confort".

El evangelio de este domingo de la Epifanía es una invitación a seguir la Luz de Cristo, escuchar su voz y ponernos en marcha, pero lo más curiosos es que cuando se encuentra a Cristo, usted no será el mismo como los Sabios, dice el evangelio: "Que regresaron a su tierra por otro camino". Mt.2,12.

Pidamos al Señor en la Eucaristía dejarnos iluminar por su Luz, en este Año Nuevo, de modo que, viendo nuestras buenas obras, parroquial, social y familiar “glorifiquen al Padre del cielo".

Te invito a comenzar este Año con tres buenas obras, al necesitado.

Se Bondadoso. Enséñale al que está cerca de ti" no cuanto sabes tú, sino cuanto ellos te importan a ti". Da Aliento. A los jóvenes, ancianos, familias. “Diles tu si puedes con Cristo”: Da Esperanza, virtud teologal que significa soñar y ver con la luz de la fe, lo que otros no ven, al Señor misericordioso.

Feliz Año Nuevo en Cristo.

Reflexiones - 24 de Diciembre de 2017

Yo soy la sierva del Señor cúmplase en mi lo que me has dicho" Lc. 1, 38

Hoy el adviento toca a su fin, y mañana celebraremos la Navidad, el nacimiento del Hijo de Dios, Jesucristo.

En este cuarto domingo de Adviento la Iglesia nos presenta la Anunciación del ángel a la Virgen María y su disponibilidad para cumplir el proyecto de Salvación. María es la mujer del SI a Dios, por eso la llamamos Madre de la fe:
"Hágase en mí según tu palabra".

María al aceptar el proyecto de salvación en su "hágase", está aceptando "participar en la vida Trinitaria".

Este "si" de María es un ejemplo de generosa entrega, y un ejemplo a seguir, En su sencillez de vida, deja que el Espíritu Santo habite en ella, para que se cumpla el propósito de Dios, "el Logos se ha encarnado y puso su morada en el vientre virginal de María".

María en este domingo, en medio del frenesí de los preparativos a la Navidad nos enseña a ser dóciles, y humildes, para escuchar la voz del Espíritu Santo entre muchas voces, que a veces nos traen extroversión y superficialidad.

La madre María nos invita con su ejemplo de vida, a vivir la virtud de la Fe, hasta la cruz de su Hijo, y practicar la Humildad en el servicio, a los más necesitados, el ejemplo fue su prima Isabel, a la cual sirvió, pese a todos los privilegios y gracias que ella recibió, al ser ella concebida sin mancha de pecado original.

Hoy le damos gracia a la Madre de Cristo por su "Fiat”. Hoy estamos alegres porque nuestra existencia tiene sentido, no estamos abandonados, somos el resultado de una decisión libre de nuestra Madre María y de un propósito deliberado antes de la creación del Mundo, el Verbo hecho carne, para Nuestra Redención y Salvación, Jesucristo, todo el honor y la gloria, y su Santísima Madre María. ¡Amen!

Reflexiones - 17 de Diciembre de 2017

¿Qué dices de ti mismo? Juan les contestó: "Yo soy la voz que grita en el desierto: Enderecen los caminos del Señor". Jn. 1, 22-23

En este tercer domingo de Adviento el Evangelio nos presenta la figura de Juan el Bautista, es la figura dominante, y con su sencillez de vida, y con un estilo de hablar directo y sin rodeos, invitaba a la conversión: "enderecen el camino del Señor".

¿A qué se refiere Juan cuando dice: enderecen el camino? Él se refería a convertirse, y el signo de esa conversión era reconocer los pecados, y bautizarse con agua. Los que fueron enviados a preguntar, perdieron una oportunidad de conversión, solamente sirvieron de informantes, y no fueron humildes para "escuchar la Voz que grita en el desierto", y hacer cambios, en sus vidas, purificando lo que estaba torcido, y deshumanizado, hasta la llegada del que bautizaría con agua y el Espíritu Santo, el Cristo de la gloria.

Deseo destacar también en este domingo el ejemplo de humildad de Juan el Bautista, quien “no trata de aparentar algo que les agradaría escuchar a los demás, ni ser aceptado, por los poderosos que le preguntan" ¿quién era él? Juan el Bautista sabía que él era un misterio profético irrepetible, creado a imagen de Dios, y que su misión era "ser testigo de la Luz”, del ungido de Dios: "el cual anunciaría la buena nueva de la salvación a los pobres, curaría a los de corazón quebrantado, y perdonaría a los cautivos...por el pecado". Juan el Bautista no se atribuyó una identidad que no le pertenecía, porque Juan el Bautista giraba alrededor de aquel "que él no ara digno de desatarle la correa de sus sandalias; el Señor".

Que el ejemplo de Juan el Bautista nos ayude " a enderezar nuestro camino”, para que nuestro corazón sea conquistado por la palabra eterna de Dios.

La Sagrada Comunión también nos mueva el corazón para escuchar la voz del hermano que clama en el desierto de su soledad, y ser la voz que da consuelo, voz en este Adviento que da esperanza y alegría cristiana; sobre todo en la práctica de la humildad, y de la caridad.

Reflexiones - 10 de Diciembre de 2017

He aquí que yo envío a mi mensajero delante de ti…Preparen el camino del Señor, enderecen sus senderos". Mc. 1, 2 - 3

En este Domingo de Adviento se nos invita a enderezar los caminos torcidos. Es la misión de Juan el Bautista que transformemos nuestras relaciones humanas. Este tiempo es una llamada a purificar nuestras intenciones y también como decía el Profeta Isaías, un mensaje de consuelo, para aquellos que sufren junto a nosotros. "consuelen a mi pueblo". Isa. 40,1.

Es muy interesante destacar que, en tiempos de Juan el Bautista, y de Jesús, existían situaciones muy parecidas a las nuestras, "injusticias, y vidas torcidas producto del pecado". Solo un corazón recto es capaz de vivir la gracia del nuevo nacimiento del agua y d el Espíritu Santo, que nos trajo Jesucristo. Hay que dejar que la gracia del Señor nos ayude a "enderezar”, a levantar el ánimo, y en ocasiones también nuestro abatimiento producto de los fracasos de la vida. Si, "enderezar el sendero", es sentir el consuelo, cuando nos sentimos pobres, pequeños, y débiles, pero confía, el Señor que se nos promete, "es más fuerte y poderoso, que tus miedos", y puede hacer de nuestro "barro", una nueva creación, convirtiendo relaciones de injusticia, en justicia, de indiferencia en solidaridad, de temor, en confianza. "Díganle que ya termino el tiempo de su servidumbre” Isa. 40, 2. La única condición es ser lo suficientemente humildes, para acoger su presencia, y ser hombres y mujeres de esperanza, con una radical confianza e n su presencia, que nunca nos abandona.

No quisiera finalizar sin invocar a la Madre de Cristo, nuestra Virgencita de Guadalupe para que nos ayude "a preparar un camino a su Hijo", con nuestro testimonio de vida, y con "palabras de alegría”, dar buenas noticias de consuelo y de esperanza al que sufre. Te invito a meditar en el Rosario los misterios gozosos, y lo ofrezcas por los jóvenes.

Reflexiones - 3 de Diciembre de 2017

Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: ¡Velad! Mc. 13, 37

Hoy se inicia el nuevo Año litúrgico del primer domingo de Adviento. En este tiempo se destacan tres figuras Isaías, Juan el bautista y María la llena de gracia. Es un tiempo donde el evangelista Marcos nos presenta el final de los tiempos y la manifestación de un nuevo estilo de vida, manifestado en nuestro Dios que se des - instala y se hace humano, para darle dignidad al ser humano, a través de su encarnación.

El Evangelista nos dice que puede existir dos actitudes frente a su manifestación, por eso utiliza dos palabras: "estar dormidos y estar despiertos".

Quisiera reflexionar contigo que significa según el Plan de Dios "estar dormidos.” En el plan de Salvación, dormido es el ser humano que hace planes al margen de Dios pensando" que el controla todos los acontecimientos de su vida, entre ellos la felicidad." Por supuesto pensar en nuestro futuro y en el de nuestra familia es lógico, pero sin olvidar que la última palabra la tiene el Señor, y que hemos sido creados para ser administradores de este pequeño punto en el espacio que se llama tierra. No sabemos cuándo vendrá a visitarnos el Señor, si al atardecer de nuestra vida, o en la noche oscura, cuando los afanes del mundo, la codicia, el honor, la soberbia, nos hacen vivir en la oscuridad de la fe.

Estar despiertos en el plan de Dios es seguir las huellas de Jesús , su humildad, "negarse a sí mismo y cargar la cruz de cada día." Si Jesús no hubiera cargado con la cruz, nosotros no seriamos cristianos. Hay un antídoto que no nos permite estar "dormidos." El antídoto es la oración, la cual nos hace vencernos a nosotros mismos, y hacer u na opción preferencial por Jesús, y estar despiertos a su visita, para más amarlo y servirlo.

Que la Inmaculada Virgen María nos mantenga siempre despiertos, en la espera de la llegada de su Hijo, sin temer su cercanía, al contrario, velando, y esperando que su dichosa y protectora llegada nos fortalezca en la fe, la esperanza y la caridad, en nuestra familia, y comunidad.

Amen.

 

 

 

Reflexiones - 26 de Noviembre de 2017

"Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron" Mt. 25,40

Hoy fiesta de Cristo Rey, finaliza el año litúrgico del ciclo A, y comienza el próximo domingo el ciclo B, con el primer domingo de Adviento.

El profeta Ezequiel nos presenta el símbolo del buen Pastor , Yavé nuestro Dios, que vela, por sus ovejas: "las buscará, las curará de sus heridas, y las cuidará y las apacentará con justicia " . Es la imagen del Dios compasivo y misericordioso que se preocupa por todos sus hijos, a pesar de nuestros pecados.

El Evangelio nos narra la venida del Señor, por segunda vez con sus ángeles: "y reunirá a todas las naciones", esto se refiere a la resurrección de todos, judíos y gentiles, y el juicio será sobre las obras de misericordia corporales hacia los más débiles, los hambrientos, los sedientos de justicia, el pobre. Quisiera recordártelas, al finalizar el año litúrgico , las siete obras de misericordia corporales.

Visitar al enfermo. Dar de comer al hambriento, que por cierto en nuestro downtown, de Miami, hay bastantes. Dar de beber al sediento que pide justicia. Acoger al extranjero. Vestir al desnudo, devolviéndole la vestidura de su dignidad. Redimir al cautivo, de las cárceles y las cadenas del alma. Enterrar a los muertos, y preocuparnos por los pobres que a veces no tienen a nadie que los ayude n económicamente, y espiritualmente a enfrentar la muerte de un ser querido, y eso sucede, en nuestra ciudad

En este domingo, al final del Año litúrgico, el Cristo, Juez Supremo de la verdad, nos invita como Iglesia, “ a que abramos los ojos". Dice el Papa Francisco en su Exhortación Evangelio Gaudio. "Que nos convirtamos en una Iglesia misionera, que acoge", y dadas las características sociales de esta ciudad, "a las ovejas heridas y alejadas del rebaño".

Nos repite el Papa Francisco: "Los ministros de la Iglesia tienen que oler a ovejas", pero también los grupos laicales y agentes pastorales, religiosos y religiosas, "tenemos que salir de los balcones, de nuestras torres", para reconocer al Cristo del amor: "en aquellos más insignificantes”. A veces encontramos jóvenes familias cristianas en crisis, y no saben a dónde acudir, se necesita más información y consejeros familiares católicos , que estén disponibles en nuestras parroquias, para acoger y escuchar, a muchas familias con dificultades .

Oremos a Cristo, Rey y Señor, que nos dé el discernimiento espiritual de "estar radicalmente disponibles ", para trabajar como Iglesia misionera, siendo instrumentos de su reino de justicia y misericordia .  Amen.

Reflexiones - 19 de Noviembre de 2017

"Te felicito, siervo bueno y fiel, puesto que has sido fiel en cosas de poco valor te confiaré cosas de mucho valor. Entra a tomar parte en la alegría de tu Señor". Mt. 25, 23

El Evangelio de esta semana nos presenta la Parábola del dueño de muchos bienes, que le da a cada uno de sus empleados una cantidad de dinero para que lo inviertan, mientras él se ausenta. Me gustaría destacar la actitud del dueño y los empleados.

¿Quién es el dueño? El dueño en esta parábola es Jesús que resucita, y va a la casa del Padre, y como dice el Credo, "volverá a juzgar a vivos y muertos".

¿Cuál es el sentido de los bienes o "del dinero" que les dejó a sus empleados? Los bienes son los dones que recibimos en la confirmación, los frutos del Espíritu Santo: Caridad, gozo espiritual, paz, paciencia, magnanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fe, modestia, continencia, castidad.

"Después de mucho tiempo, regresó aquel hombre y llamó a cuentas s sus empleados", muchos piensan en el juicio final, pero yo le añadiría también, el final de nuestra vida, el juicio particular, donde se nos va pedir cuenta de los dones recibidos, ¿dónde estaba tu caridad, cuando me viste pobre, enfermo, solo, “y no colaboraste a la humanización de la humanidad."

Estamos ll amados a transformar la sociedad, somos las manos de Cristo, los labios de Cristo, "el bolsillo de Cristo”, y el corazón de Cristo, cuando practicamos el don de la bondad, y también cuando practicamos la paciencia, “con el que te hace la vida un yogurt".

También hay otra actitud en la parábola, son los que "pasaron por este mundo, sin comprometerse por construir una sociedad más justa, "a veces es mejor ensuciarte las manos por practicar la justicia, que, por miedo a no comprometerte, el Señor te diga: "Siervo perezoso, y miedoso, porque no me pediste en la oración que yo supliera tu pereza, y tus miedos, para ser fiel a mi voluntad de servir al más necesitado ".

La parábola de los dones, es una reflexión a nuestra conciencia para agradecer los dones que hemos recibido, y una alerta de como lo estamos practicando, haciendo la voluntad de Dios, en el servicio de la comunidad, en que vivimos.

Te invito en el día de Acción de Gracias agradecer al Señor, en familia, tantos regalos y dones espirituales recibidos, “del buen patroncito", Cristo el Señor, y sobre todo, el gozo de vivir en nuestra gran nación, en paz y libertad. ¡Happy thanksgiving!

Reflexiones - 12 de Noviembre de 2017

"Estén pues, preparados, porque no saben el día ni la hora". Mt. 25,13

El Señor en el Evangelio nos habla "de estar preparados", sin embargo, en el mundo en que vivimos, a veces las cosas se hacen improvisadas, no estamos preparados, los adelantos tecnológicos hacen que muchas personas se crean "dueño de su destino", viviendo dormidos sin cuestionarse las consecuencias de sus decisiones.

Hoy en el Evangelio de las Vírgenes prudentes y descuidadas, encontramos en las últimas , poca previsión a la hora de tomar decisiones importantes en su vida.

Las vírgenes descuidadas no fueron "prudentes" como dice el Evangelio, " y no llevaron aceite suficiente para la tardanza del esposo".

¿ Qué significa ser prudente? Prudente en los caminos de Dios, significa darle a Él , el primer lugar en mis pensamientos (ese es el aceite), como dice el libro de la Sab. 6, 14: "para que me ayude a que mis "impulsos" estén gobernados por una conciencia recta", donde el Señor, tiene que ser la prioridad de mi vida, en la espera de su visita, recuerda: "no sabemos ni el día ni la hora, para salir a su encuentro". El Señor tiene muchas formas de visitarnos, a veces puede ser una decisión vocacional, a la vida religiosa, sacerdotal, matrimonial, otros casos pueden ser el dolor, o simples decisiones de trabajo, o la crisis existencial, cuando no se ve claro la visita del Señor, y se "alarga la espera", eso lo vivieron muchos santos en su vida espiritual, "la noche oscura," y en ese momento la gran tentación, es llenarnos de "proyectos vacíos", los cuales no pueden llenar la espera del Señor .

Tenemos que aprender de las Vírgenes prudentes, ellas nos enseñan que la virtud de la prudencia, se obtienen a través de la oración al Espíritu Santo, (Espíritu de fortaleza) para que cuando lleguen las grandes tribulaciones espirituales, nos den el discernimiento para estar "despiertos ”, preparados, alertas , para actuar con prudencia de a cuerdo a la voluntad de Dios. Si mi decisión es voluntad de Dios mi conciencia estará tranquila, y tendré paz para la espera larga o corta de mi Señor, como dice el Papa Francisco: "ayudados con la oración, y con los Sacramentos, estén vigilantes no dormidos, un cristiano dormido es triste, no es feliz, estén contentos con la alegría de Jesús ”, para entrar en el banquete de boda:

Oremos también a la Reina de las Vírgenes , nuestra Santísima Madre María, a través del Santísimo Rosario, y pidamos la gracia de la prudencia para vivir siempre "con las lámparas encendidas de buenas obras de amor y de esperanza cristiana.

Reflexiones - 5 de Noviembre de 2017

"El mayor entre ustedes sea su servidor" Mt. 23, 12

En el Evangelio de hoy Jesús nos habla de la incoherencia entre el decir y el hacer.

¿A quiénes les dirigía el Señor esas palabras tan fuertes? Eran los escribas y fariseos hombres que dirigían espiritualmente al pueblo de Dios, y tenían una gran influencia en la sociedad, en el aspecto jurídico de la ley, marcando normas de conducta, y juzgando y aplicando el peso de la ley a los demás, aunque ellos eran poco escrupulosos en cumplirla. En el caso de los fariseos habían quitado de la ley la parte humanista , prescindiendo de la compasión hacia el prójimo, y poniéndoles "un yugo insoportable" Por eso Jesús los llama" hipócritas", porque muchos de ellos, vivían una doble moral, y no cumplían lo que imponían." Cargan fardos insoportables sobre los hombros de los demás y no mueven un dedo para ayudar".

Como les decía al principio, había una incoherencia moral entre lo que decían y hacían, les gustaba aparentar, y ocupar los primeros puestos.

Jesús trata de enseñarnos en el Evangelio que algunos líderes del Pueblo de Israel habían perdido el sentido de ser servidores del pueblo de Dios, viviendo ciegos en su vanagloria, y olvidándose que el poder recibido del Dios de Abraham, Isaac, y de Jacob era para servir, " que el que quiera ser el mayor entre ustedes, que sea el servidor de todos" Mt. 20,26.

Que enseñanza podemos sacar los bautizados, hijos de Dios, primero hay que vivir una coherencia de vida entre lo que decimos y hacemos, como decía San Ignacio: “ El amor se ha de poner más en las obras que en las palabras ."

Como bautizados tenemos que hacer un examen de conciencia y pedirle al Señor, a través de la oración la virtud de la humildad, para “ descubrir lo que está tupiendo las venas de mi vida espiritual ”, y que no me permite desprenderme de muchos afanes para ir a la disponibilidad y la coherencia espiritual que nos propone Jesús: "niégate a ti mismo y carga la cruz" para poner lo mejor de ti al servicio del Reino de Dios. Recuerda: "el que se humilla por Cristo será enaltecido ”. Mt. 23, 12

Reflexiones - 29 de Octubre de 2017

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón,, con toda tu alma y con toda tu mente … Y el segundo es igual a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.. Mt. 22, 38

La primera lectura del Éxodo nos habla de un Dios que a ma incondicionalmente y defiende al pobre,, al huérfano y la viuda,, y por supuesto estamos hablando en el contexto del Antiguo Testamento,, antes que viniera el Amor de Dios hecho carne, Jesús , nuestro Salvador.

También encontramos en e l libro del Exodo,, una frase que nos puede hacer reflexionar a todos: " No hagas sufrir ni oprimas al extranjero,, porque ustedes fueron extranjeros en Egipto". El Señor nos habla a nuestra conciencia sobre el grave problema del desplazado por las tiranías, por el azote de las guerras,, del hambre,, y el contrabando de seres humanos , por la corrupción imperante en muchos paises. En esta situación los que más sufren desafortunadamente son los pobres,, sin embargo "el Dios rico en misericordia es su abogado"", y nos pide compasión y misericordia.

Hay un segundo grupo,, “el huérfano y la viuda". En el pueblo de Israel, la ley de Moisés los protegía porque eran los más vulnerables , la viuda se veia desamparada al quedar sola en una cultura patriarcal.. En el Evangelio encontramos a Jesus,, compadecido, del sufrimiento de las viudas,, ej.. la viuda de Naim......Este texto del Exodo nos presenta a un Dios defensor de los desamparados, como alguien me decía: "de nosotros los invisible,, los que no contamos en la sociedad". Sin embargo,, para nuestro Señor,, todos cuentan,, y nos invita a respetar la dignidad de la persona humana , imagen de Dios .

E n el Evangelio encontramos a un grupo de fariseos que se acercan para poner a prueba a Jesus y le dicen: "¿maestro cual es el mandamiento mayor? Jesús le contesta: " amar a Dios y al prójimo,, como a ti mismo". Amar a Dios para Jesús "es tener a Dios como el valor absoluto de nuestra vida ”, esto significa con la gracia de Dios, liberarnos de nuestros egoísmos .

El amor auténticamente cristiano es uno,, y no está dividido. El ejemplo lo tenemos en la vida de los santos,, la Fiesta que celebramos esta semana. Los santos fueron hombres y mujeres, que supieron ver el rostro de Jesús , "en los que no contaban,, los marginados , los ancianos, las viudas ..... "Donde otros decían: "no se puede",, ellos cargaron la cruz, y amaron incondicionalmente,, "a Dios, con todo el corazón con toda el alma con toda la mente, y al prójimo como así mismo", con humildad heroica. Su fe en Dios reflejaba una justicia incondicional , no solo ayudándoles si no identificándose con ellos.

Pidamos al Señor en la Eucaristía , y a su madre Maria "desear y elegir todo lo que más me ayude,, para amar a Dios, y servir al prójimo necesita do". Amén.

 

 

 

 

Reflexiones - 22 de Octubre de 2017

"Dad a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar"".. Mt..222,21

El evangelio de este domingo nos presenta el rechazo de las autoridades religiosas y política s al plan de salvación,, que enseñaba Jesús .

Las autoridades le tendieron una trampa a Jesús . ¿Es lícito pagar impuesto al Cesar o no?? El Señor les pide la moneda,, porque el sabía que ningún israelí cumplidor de la ley andaría con una moneda acuñada del Cesar,, y les dice:: ¿De quién es esta cara?? - Le respondieron del Cesar:: Pues da al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.. Ahí está nuestra reflexión:: Dar a Dios lo que es de Dios.. ¿Qué es lo que le pertenece a Dios?? Al Señor le pertenece todo,, como dice la segunda lectura:: " que sepan de Oriente a Occidente que no hay otro fuera de mí . Yo soy el Señor y no hay otro""..

Nada escapa al poder de Dios.. A veces viendo las atrocidades que se cometen,, como en el caso de la ciudad de las Vegas,, pensamos que las Tinieblas tienen alguna posibilidad de enfrentarse a Dios y vencer,, sin embargo,, las Tinieblas no puede escaparse al Plan de Salvación manifestado en Cristo Jesús , el cual fue escogido de nuestra raza,, como víctima expiatoria,, para purificar,, santificar,, a todos los que creemos en El..

Somos criaturas redimidas de Dios,, imagen y semejanza de Él , "en Dios vivimos nos movemos y existimos"",, Eso es lo que nos da fuerzas para vivir en el mundo,, sin ser del mundo,, como dice Rom.. 13,, 7 "Pagada todos lo que se les debe,, a quien tributo tributo,, al que,, impuesto,, impuesto,, a quien respeto respeto ..... ¡ A cada uno lo suyo!! Este amor,, "este aguante " como dice Pablo lo recibimos de Jesucristo,, " el cual nos hace salir de la cárcel d e nuestros egoísmos , "del Cesar que nos controla ”..

Al recibir la Eucaristía pídele también al Señor "una memoria agradecida de lo que Él ha hecho por ti a través de la creación,, dones particulares,, y sobre todo fortaleza de corazón,, y discernimiento de espíritu , para configurar nuestra mente a la de Cristo,, para saber dar al Cesar lo del Cesar,, y darle a Dios todo el honor y la gloria por los siglos...Amen..

 

Reflexiones - 15 de Octubre de 2017

El Reino de los cielos es semejante a un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo.. Mandó .....que llamaran a los invitados,, pero estos no quisieron ir"".. Mt.. 22,, 2..

El Señor nos sigue presentando a través de parábolas su voluntad de compartir con todos nosotros su plan de salvación.. La forma de presentarlo es como una invitación a una gran fiesta,, sin exclusiones..

Ya en la primera lectura el profeta Isaías nos habla que '""eel Señor preparará un festín.. para todos los pueblos""..

Quisiera detenerme brevemente en la invitación que hace el Señor .

El Señor en la "parábola de los invitados ”,, nos enseña que aquellos invitados no tenían méritos,, ni poder,, sino que fue "pura gratuidad del Señor ”.. Lo único que les pedía el Señor,, era su respuesta incondicional,, a la compasión y solidaridad sin exclusiones..

Vemos a través de la parábola de los invitados que ellos rechazaron la invitación,, y algunos llegaron sin ser invitados,, situaciones que suceden a veces en nuestra sociedad.. - Hace un tiempo asistí a una fiesta de bodas,, y allí se hiciero n videos con la familia y la pareja de la boda,, pero cuál no sería nuestra admiración,, al comprobar que,, en el video,, el que más bailaba y gozaba "no tenía el traje de gala"",, ni había sido invitado por la pareja,, ni por la familia del novio y de la novia.. El joven se había "colado "en la fiesta,, y disfrutó sin ser invitado,, cuando le preguntaron solamente dijo:: Si somos cristianos,, ¿por qué no podemos compartir juntos?? Sin embargo,, hubo algunos que,, si fueron invitados,, y dijeron que iban,, y no fueron,, y dejar on separada la mesa y el bufet .

En el caso de la parábola tenemos la libertad de aceptar o rechazar la invitación del Señor,, porque hasta el último día de nuestra vida,, Dios respeta nuestro libre albedrio,, aunque esté en juego nuestra salvación.. Los que aceptan la invitación al banquete del Reino tienen la vestidura del bautismo,, la gracia de Dios que actúa en su vida,, y se manifiesta en una coheren cia de vida,, como dice Pablo:: "TTodo lo puedo en Cristo que me fortalece"".. Es la fortaleza de Cristo que nos ayuda a dar frutos de justicia y santidad de vida,, en la familia,, y en la comunidad..

Hermanos,, estamos llamados a participar en el banquete de l Reino,, y responder positivamente al plan de Salvación,, manifestado en Cristo Jesús . Recuerda que la lógica del amor y la compasión de Cristo , es más sabia que los pensamientos humanos,, "eel Señor está más preocupado en unirnos en su banquete de Salvación , que en hacer excepción de personas..""

Reflexiones - 8 de Octubre de 2017

Llegado el tiempo de la cosecha,, envío a sus criados para pedir su parte de los frutos a los viñadores……Mt..221,43

Hoy la parábola de la viña nos lleva a profundizar en e l mensaje de Jesús,, sobre ” la llegado del tiempo de la cosecha””.. La cosecha para Jesús es el fruto que el espera de nosotros..

El profeta Isaías nos habla de la viña como símbolo de Israel.. El mensaje es sencillo el Señor espera abundante frutos.. Sin embargo,, a través de la historia del pueblo de Israel no siempre la viña dio frutos,, a veces fueron las infidelidades lo que recibieron los enviados por el Señor,, los profetas,, Isaías,, Juan el B autista……..

Sim embargo,, "tanto amó Dios al mundo que envió a s u Hijo,,"" pensando que lo escucharían,, pero no pudo recoger frutos entre muchos del sanedrín,, y a los que administraban la casa de Dios,, los sacerdotes del consejo supremo de la nación,, y como el Hijo se convirtió en una amenaza para ellos,, y para su seg uridad a la “LLey””,, lo consideraron blasfemo y lo eliminaron en la cruz,, "pero la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular""..

Este relato de la viña es sobre los líderes del pueblo escogido,, pero es también sobre nosotros.. El tiemp o de la cosecha ha llegado,, nos corresponde a nosotros recoger frutos para el Señor.. Nuestra cosecha es el Reino de Dios,, sus prioridades y sus valores,, pero ¿ttengo fe en los frutos de Reino?? La fe es una decisión.. Todo lo que sea vacilación,, indecisió n o términos medios,, significa falta de fe,, y no cosecha nada,, sino que busca sus propios intereses egoístas y no pueden crear nada a cambio.. ¿ Dónde puedo encontrar los frutos de mi cosecha?? La cosecha está donde te encuentras con tus líos,, tus dificultades.. Hay que ir a la oración,, con humildad,, pidiéndole al Señor la compasión sincera y la fe ilusionada,, hacia los pobres,, los no nacidos,, los ancianos que a veces se ven abandonados y maltratados,, “eel que tenga ojos para ver que vea””,, en esta catástrofe del huracán Irma vimos ancianos que murieron en situaciones muy precarias en un home,, que diferente hubiera sido si la preocupación se hubiera manifestado en una presencia activa antes del día fatídico.. El día de la cosecha,, son todos los días en que un hermano está necesitado de alimento,, los enfermos visitados,, y los pobres que sufren en Puerto Rico,, Méjico,, Cuba,, y el Caribe,, reciben nuestro apoyo,, y oración,, esa es la cosecha que nos pide el Señor..

 

Reflexiones - 1 de Octubre de 2017

"Yo les aseguro que los publicanos y las prostitutas se les han adelantado en el camino del Reino de Dios" Mt. 21,30

Hoy el evangelio nos presenta dos actitudes frente al llamado del Señor y el cambio de vida. En tiempos de Cristo había dos grupos bien definidos los judíos, observantes de la ley, “los justos”, ...y los judíos no observantes, que desconocían la ley y los paganos, que se les consideraban malditos Jn. 7,49. A estos dos grupos Jesús los llama obedientes y desobedientes. La actitud del hijo menor obediente dice que sí, "solo de palabras". Pero dice Jesús que esto no basta. no todo el que dice Señor, Señor entrara en el Reino de los cielos sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en el cielo". Mt. 7, 21. En el fondo sentían miedo de hacer cambios, y

no aceptaron la praxis de Jesús y su concepción del Reino de Dios, que ahora se acerca a todos: “era el dedo de un Dios que quería perdonar a todos, incondicionalmente" sin embargo ellos no lo aceptaron y se quedaron "en sus leyes, que les daba "seguridad", pero sin hacer cambios en sus vidas.".

Por el contrario los publicanos los pecadores despreciados , "los malditos de Dios' , aceptaron el llamado a la penitencia y se arrepintieron y cambiaron su vida, como dice la primera lectura: “Si el pecador recapacita y se arrepiente de los delitos cometidos ciertamente vivirá y no morirá" Ez. 18, 28 . Los cumplidores se quedaron en su justicia, y rechazaron al justo por excelencia.

También a nosotros el Señor nos invita a preguntarnos como respondemos a su llamado de cambio, digo que sí, con superficialidad, pero sin compromiso, porque pienso que "ya estoy salvado, por mi 'señoría en la fe, y porque no mato ni robo", por el contrario reconozco mis debilidades "y me dejo instruir en los caminos, del Señor, caminando con humildad y rectitud de corazón" Sal. 25,9, "teniendo los mismo sentimientos de Cristo Jesús , que se humilló a sí mismo, y por obediencia aceptó la muerte de cruz". Flp. 2, 5.

Al recibir la Eucaristía podíamos preguntarnos; ¿Señor, porque tengo miedo que tu transformes mi corazón y mi mente?