Reflexiones - 26 de Noviembre de 2017

"Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron" Mt. 25,40

Hoy fiesta de Cristo Rey, finaliza el año litúrgico del ciclo A, y comienza el próximo domingo el ciclo B, con el primer domingo de Adviento.

El profeta Ezequiel nos presenta el símbolo del buen Pastor , Yavé nuestro Dios, que vela, por sus ovejas: "las buscará, las curará de sus heridas, y las cuidará y las apacentará con justicia " . Es la imagen del Dios compasivo y misericordioso que se preocupa por todos sus hijos, a pesar de nuestros pecados.

El Evangelio nos narra la venida del Señor, por segunda vez con sus ángeles: "y reunirá a todas las naciones", esto se refiere a la resurrección de todos, judíos y gentiles, y el juicio será sobre las obras de misericordia corporales hacia los más débiles, los hambrientos, los sedientos de justicia, el pobre. Quisiera recordártelas, al finalizar el año litúrgico , las siete obras de misericordia corporales.

Visitar al enfermo. Dar de comer al hambriento, que por cierto en nuestro downtown, de Miami, hay bastantes. Dar de beber al sediento que pide justicia. Acoger al extranjero. Vestir al desnudo, devolviéndole la vestidura de su dignidad. Redimir al cautivo, de las cárceles y las cadenas del alma. Enterrar a los muertos, y preocuparnos por los pobres que a veces no tienen a nadie que los ayude n económicamente, y espiritualmente a enfrentar la muerte de un ser querido, y eso sucede, en nuestra ciudad

En este domingo, al final del Año litúrgico, el Cristo, Juez Supremo de la verdad, nos invita como Iglesia, “ a que abramos los ojos". Dice el Papa Francisco en su Exhortación Evangelio Gaudio. "Que nos convirtamos en una Iglesia misionera, que acoge", y dadas las características sociales de esta ciudad, "a las ovejas heridas y alejadas del rebaño".

Nos repite el Papa Francisco: "Los ministros de la Iglesia tienen que oler a ovejas", pero también los grupos laicales y agentes pastorales, religiosos y religiosas, "tenemos que salir de los balcones, de nuestras torres", para reconocer al Cristo del amor: "en aquellos más insignificantes”. A veces encontramos jóvenes familias cristianas en crisis, y no saben a dónde acudir, se necesita más información y consejeros familiares católicos , que estén disponibles en nuestras parroquias, para acoger y escuchar, a muchas familias con dificultades .

Oremos a Cristo, Rey y Señor, que nos dé el discernimiento espiritual de "estar radicalmente disponibles ", para trabajar como Iglesia misionera, siendo instrumentos de su reino de justicia y misericordia .  Amen.

Reflexiones - 19 de Noviembre de 2017

"Te felicito, siervo bueno y fiel, puesto que has sido fiel en cosas de poco valor te confiaré cosas de mucho valor. Entra a tomar parte en la alegría de tu Señor". Mt. 25, 23

El Evangelio de esta semana nos presenta la Parábola del dueño de muchos bienes, que le da a cada uno de sus empleados una cantidad de dinero para que lo inviertan, mientras él se ausenta. Me gustaría destacar la actitud del dueño y los empleados.

¿Quién es el dueño? El dueño en esta parábola es Jesús que resucita, y va a la casa del Padre, y como dice el Credo, "volverá a juzgar a vivos y muertos".

¿Cuál es el sentido de los bienes o "del dinero" que les dejó a sus empleados? Los bienes son los dones que recibimos en la confirmación, los frutos del Espíritu Santo: Caridad, gozo espiritual, paz, paciencia, magnanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fe, modestia, continencia, castidad.

"Después de mucho tiempo, regresó aquel hombre y llamó a cuentas s sus empleados", muchos piensan en el juicio final, pero yo le añadiría también, el final de nuestra vida, el juicio particular, donde se nos va pedir cuenta de los dones recibidos, ¿dónde estaba tu caridad, cuando me viste pobre, enfermo, solo, “y no colaboraste a la humanización de la humanidad."

Estamos ll amados a transformar la sociedad, somos las manos de Cristo, los labios de Cristo, "el bolsillo de Cristo”, y el corazón de Cristo, cuando practicamos el don de la bondad, y también cuando practicamos la paciencia, “con el que te hace la vida un yogurt".

También hay otra actitud en la parábola, son los que "pasaron por este mundo, sin comprometerse por construir una sociedad más justa, "a veces es mejor ensuciarte las manos por practicar la justicia, que, por miedo a no comprometerte, el Señor te diga: "Siervo perezoso, y miedoso, porque no me pediste en la oración que yo supliera tu pereza, y tus miedos, para ser fiel a mi voluntad de servir al más necesitado ".

La parábola de los dones, es una reflexión a nuestra conciencia para agradecer los dones que hemos recibido, y una alerta de como lo estamos practicando, haciendo la voluntad de Dios, en el servicio de la comunidad, en que vivimos.

Te invito en el día de Acción de Gracias agradecer al Señor, en familia, tantos regalos y dones espirituales recibidos, “del buen patroncito", Cristo el Señor, y sobre todo, el gozo de vivir en nuestra gran nación, en paz y libertad. ¡Happy thanksgiving!

Reflexiones - 12 de Noviembre de 2017

"Estén pues, preparados, porque no saben el día ni la hora". Mt. 25,13

El Señor en el Evangelio nos habla "de estar preparados", sin embargo, en el mundo en que vivimos, a veces las cosas se hacen improvisadas, no estamos preparados, los adelantos tecnológicos hacen que muchas personas se crean "dueño de su destino", viviendo dormidos sin cuestionarse las consecuencias de sus decisiones.

Hoy en el Evangelio de las Vírgenes prudentes y descuidadas, encontramos en las últimas , poca previsión a la hora de tomar decisiones importantes en su vida.

Las vírgenes descuidadas no fueron "prudentes" como dice el Evangelio, " y no llevaron aceite suficiente para la tardanza del esposo".

¿ Qué significa ser prudente? Prudente en los caminos de Dios, significa darle a Él , el primer lugar en mis pensamientos (ese es el aceite), como dice el libro de la Sab. 6, 14: "para que me ayude a que mis "impulsos" estén gobernados por una conciencia recta", donde el Señor, tiene que ser la prioridad de mi vida, en la espera de su visita, recuerda: "no sabemos ni el día ni la hora, para salir a su encuentro". El Señor tiene muchas formas de visitarnos, a veces puede ser una decisión vocacional, a la vida religiosa, sacerdotal, matrimonial, otros casos pueden ser el dolor, o simples decisiones de trabajo, o la crisis existencial, cuando no se ve claro la visita del Señor, y se "alarga la espera", eso lo vivieron muchos santos en su vida espiritual, "la noche oscura," y en ese momento la gran tentación, es llenarnos de "proyectos vacíos", los cuales no pueden llenar la espera del Señor .

Tenemos que aprender de las Vírgenes prudentes, ellas nos enseñan que la virtud de la prudencia, se obtienen a través de la oración al Espíritu Santo, (Espíritu de fortaleza) para que cuando lleguen las grandes tribulaciones espirituales, nos den el discernimiento para estar "despiertos ”, preparados, alertas , para actuar con prudencia de a cuerdo a la voluntad de Dios. Si mi decisión es voluntad de Dios mi conciencia estará tranquila, y tendré paz para la espera larga o corta de mi Señor, como dice el Papa Francisco: "ayudados con la oración, y con los Sacramentos, estén vigilantes no dormidos, un cristiano dormido es triste, no es feliz, estén contentos con la alegría de Jesús ”, para entrar en el banquete de boda:

Oremos también a la Reina de las Vírgenes , nuestra Santísima Madre María, a través del Santísimo Rosario, y pidamos la gracia de la prudencia para vivir siempre "con las lámparas encendidas de buenas obras de amor y de esperanza cristiana.

Reflexiones - 5 de Noviembre de 2017

"El mayor entre ustedes sea su servidor" Mt. 23, 12

En el Evangelio de hoy Jesús nos habla de la incoherencia entre el decir y el hacer.

¿A quiénes les dirigía el Señor esas palabras tan fuertes? Eran los escribas y fariseos hombres que dirigían espiritualmente al pueblo de Dios, y tenían una gran influencia en la sociedad, en el aspecto jurídico de la ley, marcando normas de conducta, y juzgando y aplicando el peso de la ley a los demás, aunque ellos eran poco escrupulosos en cumplirla. En el caso de los fariseos habían quitado de la ley la parte humanista , prescindiendo de la compasión hacia el prójimo, y poniéndoles "un yugo insoportable" Por eso Jesús los llama" hipócritas", porque muchos de ellos, vivían una doble moral, y no cumplían lo que imponían." Cargan fardos insoportables sobre los hombros de los demás y no mueven un dedo para ayudar".

Como les decía al principio, había una incoherencia moral entre lo que decían y hacían, les gustaba aparentar, y ocupar los primeros puestos.

Jesús trata de enseñarnos en el Evangelio que algunos líderes del Pueblo de Israel habían perdido el sentido de ser servidores del pueblo de Dios, viviendo ciegos en su vanagloria, y olvidándose que el poder recibido del Dios de Abraham, Isaac, y de Jacob era para servir, " que el que quiera ser el mayor entre ustedes, que sea el servidor de todos" Mt. 20,26.

Que enseñanza podemos sacar los bautizados, hijos de Dios, primero hay que vivir una coherencia de vida entre lo que decimos y hacemos, como decía San Ignacio: “ El amor se ha de poner más en las obras que en las palabras ."

Como bautizados tenemos que hacer un examen de conciencia y pedirle al Señor, a través de la oración la virtud de la humildad, para “ descubrir lo que está tupiendo las venas de mi vida espiritual ”, y que no me permite desprenderme de muchos afanes para ir a la disponibilidad y la coherencia espiritual que nos propone Jesús: "niégate a ti mismo y carga la cruz" para poner lo mejor de ti al servicio del Reino de Dios. Recuerda: "el que se humilla por Cristo será enaltecido ”. Mt. 23, 12

Reflexiones - 29 de Octubre de 2017

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón,, con toda tu alma y con toda tu mente … Y el segundo es igual a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.. Mt. 22, 38

La primera lectura del Éxodo nos habla de un Dios que a ma incondicionalmente y defiende al pobre,, al huérfano y la viuda,, y por supuesto estamos hablando en el contexto del Antiguo Testamento,, antes que viniera el Amor de Dios hecho carne, Jesús , nuestro Salvador.

También encontramos en e l libro del Exodo,, una frase que nos puede hacer reflexionar a todos: " No hagas sufrir ni oprimas al extranjero,, porque ustedes fueron extranjeros en Egipto". El Señor nos habla a nuestra conciencia sobre el grave problema del desplazado por las tiranías, por el azote de las guerras,, del hambre,, y el contrabando de seres humanos , por la corrupción imperante en muchos paises. En esta situación los que más sufren desafortunadamente son los pobres,, sin embargo "el Dios rico en misericordia es su abogado"", y nos pide compasión y misericordia.

Hay un segundo grupo,, “el huérfano y la viuda". En el pueblo de Israel, la ley de Moisés los protegía porque eran los más vulnerables , la viuda se veia desamparada al quedar sola en una cultura patriarcal.. En el Evangelio encontramos a Jesus,, compadecido, del sufrimiento de las viudas,, ej.. la viuda de Naim......Este texto del Exodo nos presenta a un Dios defensor de los desamparados, como alguien me decía: "de nosotros los invisible,, los que no contamos en la sociedad". Sin embargo,, para nuestro Señor,, todos cuentan,, y nos invita a respetar la dignidad de la persona humana , imagen de Dios .

E n el Evangelio encontramos a un grupo de fariseos que se acercan para poner a prueba a Jesus y le dicen: "¿maestro cual es el mandamiento mayor? Jesús le contesta: " amar a Dios y al prójimo,, como a ti mismo". Amar a Dios para Jesús "es tener a Dios como el valor absoluto de nuestra vida ”, esto significa con la gracia de Dios, liberarnos de nuestros egoísmos .

El amor auténticamente cristiano es uno,, y no está dividido. El ejemplo lo tenemos en la vida de los santos,, la Fiesta que celebramos esta semana. Los santos fueron hombres y mujeres, que supieron ver el rostro de Jesús , "en los que no contaban,, los marginados , los ancianos, las viudas ..... "Donde otros decían: "no se puede",, ellos cargaron la cruz, y amaron incondicionalmente,, "a Dios, con todo el corazón con toda el alma con toda la mente, y al prójimo como así mismo", con humildad heroica. Su fe en Dios reflejaba una justicia incondicional , no solo ayudándoles si no identificándose con ellos.

Pidamos al Señor en la Eucaristía , y a su madre Maria "desear y elegir todo lo que más me ayude,, para amar a Dios, y servir al prójimo necesita do". Amén.

 

 

 

 

Reflexiones - 22 de Octubre de 2017

"Dad a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar"".. Mt..222,21

El evangelio de este domingo nos presenta el rechazo de las autoridades religiosas y política s al plan de salvación,, que enseñaba Jesús .

Las autoridades le tendieron una trampa a Jesús . ¿Es lícito pagar impuesto al Cesar o no?? El Señor les pide la moneda,, porque el sabía que ningún israelí cumplidor de la ley andaría con una moneda acuñada del Cesar,, y les dice:: ¿De quién es esta cara?? - Le respondieron del Cesar:: Pues da al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.. Ahí está nuestra reflexión:: Dar a Dios lo que es de Dios.. ¿Qué es lo que le pertenece a Dios?? Al Señor le pertenece todo,, como dice la segunda lectura:: " que sepan de Oriente a Occidente que no hay otro fuera de mí . Yo soy el Señor y no hay otro""..

Nada escapa al poder de Dios.. A veces viendo las atrocidades que se cometen,, como en el caso de la ciudad de las Vegas,, pensamos que las Tinieblas tienen alguna posibilidad de enfrentarse a Dios y vencer,, sin embargo,, las Tinieblas no puede escaparse al Plan de Salvación manifestado en Cristo Jesús , el cual fue escogido de nuestra raza,, como víctima expiatoria,, para purificar,, santificar,, a todos los que creemos en El..

Somos criaturas redimidas de Dios,, imagen y semejanza de Él , "en Dios vivimos nos movemos y existimos"",, Eso es lo que nos da fuerzas para vivir en el mundo,, sin ser del mundo,, como dice Rom.. 13,, 7 "Pagada todos lo que se les debe,, a quien tributo tributo,, al que,, impuesto,, impuesto,, a quien respeto respeto ..... ¡ A cada uno lo suyo!! Este amor,, "este aguante " como dice Pablo lo recibimos de Jesucristo,, " el cual nos hace salir de la cárcel d e nuestros egoísmos , "del Cesar que nos controla ”..

Al recibir la Eucaristía pídele también al Señor "una memoria agradecida de lo que Él ha hecho por ti a través de la creación,, dones particulares,, y sobre todo fortaleza de corazón,, y discernimiento de espíritu , para configurar nuestra mente a la de Cristo,, para saber dar al Cesar lo del Cesar,, y darle a Dios todo el honor y la gloria por los siglos...Amen..

 

Reflexiones - 15 de Octubre de 2017

El Reino de los cielos es semejante a un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo.. Mandó .....que llamaran a los invitados,, pero estos no quisieron ir"".. Mt.. 22,, 2..

El Señor nos sigue presentando a través de parábolas su voluntad de compartir con todos nosotros su plan de salvación.. La forma de presentarlo es como una invitación a una gran fiesta,, sin exclusiones..

Ya en la primera lectura el profeta Isaías nos habla que '""eel Señor preparará un festín.. para todos los pueblos""..

Quisiera detenerme brevemente en la invitación que hace el Señor .

El Señor en la "parábola de los invitados ”,, nos enseña que aquellos invitados no tenían méritos,, ni poder,, sino que fue "pura gratuidad del Señor ”.. Lo único que les pedía el Señor,, era su respuesta incondicional,, a la compasión y solidaridad sin exclusiones..

Vemos a través de la parábola de los invitados que ellos rechazaron la invitación,, y algunos llegaron sin ser invitados,, situaciones que suceden a veces en nuestra sociedad.. - Hace un tiempo asistí a una fiesta de bodas,, y allí se hiciero n videos con la familia y la pareja de la boda,, pero cuál no sería nuestra admiración,, al comprobar que,, en el video,, el que más bailaba y gozaba "no tenía el traje de gala"",, ni había sido invitado por la pareja,, ni por la familia del novio y de la novia.. El joven se había "colado "en la fiesta,, y disfrutó sin ser invitado,, cuando le preguntaron solamente dijo:: Si somos cristianos,, ¿por qué no podemos compartir juntos?? Sin embargo,, hubo algunos que,, si fueron invitados,, y dijeron que iban,, y no fueron,, y dejar on separada la mesa y el bufet .

En el caso de la parábola tenemos la libertad de aceptar o rechazar la invitación del Señor,, porque hasta el último día de nuestra vida,, Dios respeta nuestro libre albedrio,, aunque esté en juego nuestra salvación.. Los que aceptan la invitación al banquete del Reino tienen la vestidura del bautismo,, la gracia de Dios que actúa en su vida,, y se manifiesta en una coheren cia de vida,, como dice Pablo:: "TTodo lo puedo en Cristo que me fortalece"".. Es la fortaleza de Cristo que nos ayuda a dar frutos de justicia y santidad de vida,, en la familia,, y en la comunidad..

Hermanos,, estamos llamados a participar en el banquete de l Reino,, y responder positivamente al plan de Salvación,, manifestado en Cristo Jesús . Recuerda que la lógica del amor y la compasión de Cristo , es más sabia que los pensamientos humanos,, "eel Señor está más preocupado en unirnos en su banquete de Salvación , que en hacer excepción de personas..""

Reflexiones - 8 de Octubre de 2017

Llegado el tiempo de la cosecha,, envío a sus criados para pedir su parte de los frutos a los viñadores……Mt..221,43

Hoy la parábola de la viña nos lleva a profundizar en e l mensaje de Jesús,, sobre ” la llegado del tiempo de la cosecha””.. La cosecha para Jesús es el fruto que el espera de nosotros..

El profeta Isaías nos habla de la viña como símbolo de Israel.. El mensaje es sencillo el Señor espera abundante frutos.. Sin embargo,, a través de la historia del pueblo de Israel no siempre la viña dio frutos,, a veces fueron las infidelidades lo que recibieron los enviados por el Señor,, los profetas,, Isaías,, Juan el B autista……..

Sim embargo,, "tanto amó Dios al mundo que envió a s u Hijo,,"" pensando que lo escucharían,, pero no pudo recoger frutos entre muchos del sanedrín,, y a los que administraban la casa de Dios,, los sacerdotes del consejo supremo de la nación,, y como el Hijo se convirtió en una amenaza para ellos,, y para su seg uridad a la “LLey””,, lo consideraron blasfemo y lo eliminaron en la cruz,, "pero la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular""..

Este relato de la viña es sobre los líderes del pueblo escogido,, pero es también sobre nosotros.. El tiemp o de la cosecha ha llegado,, nos corresponde a nosotros recoger frutos para el Señor.. Nuestra cosecha es el Reino de Dios,, sus prioridades y sus valores,, pero ¿ttengo fe en los frutos de Reino?? La fe es una decisión.. Todo lo que sea vacilación,, indecisió n o términos medios,, significa falta de fe,, y no cosecha nada,, sino que busca sus propios intereses egoístas y no pueden crear nada a cambio.. ¿ Dónde puedo encontrar los frutos de mi cosecha?? La cosecha está donde te encuentras con tus líos,, tus dificultades.. Hay que ir a la oración,, con humildad,, pidiéndole al Señor la compasión sincera y la fe ilusionada,, hacia los pobres,, los no nacidos,, los ancianos que a veces se ven abandonados y maltratados,, “eel que tenga ojos para ver que vea””,, en esta catástrofe del huracán Irma vimos ancianos que murieron en situaciones muy precarias en un home,, que diferente hubiera sido si la preocupación se hubiera manifestado en una presencia activa antes del día fatídico.. El día de la cosecha,, son todos los días en que un hermano está necesitado de alimento,, los enfermos visitados,, y los pobres que sufren en Puerto Rico,, Méjico,, Cuba,, y el Caribe,, reciben nuestro apoyo,, y oración,, esa es la cosecha que nos pide el Señor..

 

Reflexiones - 1 de Octubre de 2017

"Yo les aseguro que los publicanos y las prostitutas se les han adelantado en el camino del Reino de Dios" Mt. 21,30

Hoy el evangelio nos presenta dos actitudes frente al llamado del Señor y el cambio de vida. En tiempos de Cristo había dos grupos bien definidos los judíos, observantes de la ley, “los justos”, ...y los judíos no observantes, que desconocían la ley y los paganos, que se les consideraban malditos Jn. 7,49. A estos dos grupos Jesús los llama obedientes y desobedientes. La actitud del hijo menor obediente dice que sí, "solo de palabras". Pero dice Jesús que esto no basta. no todo el que dice Señor, Señor entrara en el Reino de los cielos sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en el cielo". Mt. 7, 21. En el fondo sentían miedo de hacer cambios, y

no aceptaron la praxis de Jesús y su concepción del Reino de Dios, que ahora se acerca a todos: “era el dedo de un Dios que quería perdonar a todos, incondicionalmente" sin embargo ellos no lo aceptaron y se quedaron "en sus leyes, que les daba "seguridad", pero sin hacer cambios en sus vidas.".

Por el contrario los publicanos los pecadores despreciados , "los malditos de Dios' , aceptaron el llamado a la penitencia y se arrepintieron y cambiaron su vida, como dice la primera lectura: “Si el pecador recapacita y se arrepiente de los delitos cometidos ciertamente vivirá y no morirá" Ez. 18, 28 . Los cumplidores se quedaron en su justicia, y rechazaron al justo por excelencia.

También a nosotros el Señor nos invita a preguntarnos como respondemos a su llamado de cambio, digo que sí, con superficialidad, pero sin compromiso, porque pienso que "ya estoy salvado, por mi 'señoría en la fe, y porque no mato ni robo", por el contrario reconozco mis debilidades "y me dejo instruir en los caminos, del Señor, caminando con humildad y rectitud de corazón" Sal. 25,9, "teniendo los mismo sentimientos de Cristo Jesús , que se humilló a sí mismo, y por obediencia aceptó la muerte de cruz". Flp. 2, 5.

Al recibir la Eucaristía podíamos preguntarnos; ¿Señor, porque tengo miedo que tu transformes mi corazón y mi mente?

Reflexiones - 17 de Septiembre de 2017

...los últimos serán los primeros, y los primeros los últimos. Mt. 20, 16

El Evangelio de hoy nos presenta al Señor como el propietario bondadoso.

El propietario es Jesús que nos llama a trabajar por su Reino, que es la viña, la paga es la recompensa de nuestra Salvación.

Permíteme explicarte que este Evangelio fue escrito para cristianos que procedían del judaísmo. Se hace énfasis en que "todos somos pueblo de Dios", y es ahí donde cambia la perspectiva del A. T, del pueblo elegido, ahora todos los convertidos, israelitas y paganos se convierten en pueblo de Dios, por la gracia de Jesucristo nuestro salvador.

Se puede ver también este Evangelio como una catequesis para que los israelitas convertidos, acojan en la comunidad a los nuevos paganos convertidos a la fe cristiana, y una respuesta a los fariseos, que no aceptaban que Jesús acogiera a publicanos y pecadores.

En ese sentido de conversión hay que entender también la parábola de "los obreros contratados al final de la tarde", ellos eran los pecadores, "los contaminados, según la ley", los que no contaban dentro del pueblo de Israel, pero que "abrieron su corazón, y se convirtieron al mensaje de Salvación de nuestro Señor Jesucristo, y "al final de la tarde reciben la misma recompensa de la Salvación".

¿Nosotros que enseñanza podemos sacar en esta parábola del Reino?

La enseñanza es: Que todo es gracia, regalo de Dios. "Los últimos y los primeros", reciben la recompensa de la Salvación, cuando, "creen en Cristo, y en Aquel que lo envío para nuestra salvación ". Catec, # 161. Trabajar en su viña es tener fe, "y combatir el buen combate, conservando la fe, y la conciencia recta ..." Catec. #162, no importa si comenzaste a caminar en los caminos del Señor, "en la mañana o al atardecer", lo que importa es ser “fiel a la gracia de Dios, y su generosidad". En la Salvación que nos regala el Señor, no hay "señorías”, “el Señor no hace acepción de personas”, lo que cuenta es que seamos humildes de corazón para acoger su invitación, al cambio de vida. Amen.

Reflexiones - 17 de Septiembre de 2017

¿Cuántas veces tengo que perdonar? Mt. 18,21
En el evangelio de esta semana Jesús nos habla sobre el perdón.

Vivimos en un mundo donde reconocer nuestras faltas y pedir perdón por ellas, va desapareciendo de nuestro vocabulario, lo más que escuchamos en algunas personas es “I’m sorry”, pero “I’m sorry, ¿y qué más? Tenemos que ser capaces de admitir que fallamos y pedir perdón, con una sincera disculpa, no hay reconciliación sino desalojamos actitudes defensivas, que lo vemos a todos los niveles, y nos impide admitir nuestros pecados y también refuerza los resentimientos, hacia el prójimo.

¿Qué es lo que nos impide perdonar? Bueno en el Catecismo de la Iglesia # 1865 nos habla de los pecados capitales, y enumera el pecado de soberbia: " es el pecado que oscurece la conciencia y corrompen la valoración concreta del bien y el mal".

Si mi hermano me ofende, ¿cuantas veces tengo que perdonar? Hasta siete veces Creo que, en algunos ambientes actuales, ni siquiera una vez se perdonaría, pero esas actitudes traen mucho dolor afectivo y espiritual. Es por eso que Jesús nos dice que no hay límites para el perdón. El perdón es nuestra sanación espiritual, está dentro del plan de nuestra salvación.

También la persona que perdona y admite el error, recibe paz y alivio espiritual, porque está asociándose a la redención de Cristo, cuya generosidad, y acogida no tiene límites, es infinita. Me decía un especialista de la medicina, católico práctico, "que en su experiencia
profesional una buena Confesión, "nos reconcilia afectiva y espiritualmente, con el hermano y con el Señor ".

Te invito a rezar despacio esta semana al recibir la Sagrada Eucaristía el Padre Nuestro, y detenerte a reflexionar en la frase: "perdona mis ofensas, como yo también perdono al que me ofende". Esta oración puede ayudar también a "restaurar muchas heridas familiares y comunitarias". Amen.

Reflexiones - 10 de Septiembre de 2017

"Si tu hermano comete un pecado, ve y amonéstalo a solas Si te escucha, habrás salvado a tu hermano..." Mt. 18,15

Esta frase de Cristo se enmarca dentro de lo que llamamos la corrección fraterna, es una enseñanza de las primitivas comunidades que se formaban alrededor de los discípulos de Cristo. Estas comunidades la formaban diferentes grupos. con diferentes culturas, algunos provenían del mundo pagano, y por supuesto las tensiones y los enredos, no eran ajenas a la realidad comunitaria, que se pueden repetir en la actualidad.

A la luz del Evangelio podemos ver que, en la mayoría de los conflictos, comunitarios y sociales hay una ausencia de la presencia del Señor, y de compasión. Ya en la segunda lectura se nos dice: No tengas con tu prójimo otra deuda que la del amor mutuo ...pues quien ama a su prójimo no le causa daño a
nadie” Rom 13, 8.

Sabemos que en las relaciones humanas siempre hay fricciones, incomprensiones. El Señor en este evangelio nos invita a tener una relación positiva, que no busca la destrucción o el desvalorar al hermano, a veces hasta con mentiras y calumnias. Hay que practicar la caridad fraterna, con el que se equivoca, con el que no me simpatiza, o el que te hace "la vida un yogurt", en la familia, en el ambiente laboral y hasta comunitario, pero recuerda esos hermanos son tu prójimo, "que se yo lo que hay en el corazón y la mente del que me ofende”, también son hijos de Dios, y son "signo de como tu estás viviendo tu madurez en la fe".

El Papa Francisco nos dice: "Les exhorto a cuidarse con amor los unos a los otros.... es un camino exigente que requiere de nosotros "paciencia y misericordia", incluso en los ambientes descristianizados. Por esto envió Dios a su Hijo, para que el cargara sobre si nuestros pecados. Seamos tu y yo mensajeros y testigos de la infinita bondad del Padre".

Aquí te dejo con estas frases para cuando recibas la Eucaristía: "Señor ayúdame a ser misericordioso con mi prójimo, como tú lo has sido conmigo. Dame la fortaleza espiritual, para siempre disculpar al hermano que me ofende, y a los que he ofendido de pensamiento palabra y obra., aprender como dice el Papa: "a pedir perdón al prójimo", y arrepentidos ir a la Confesión".

Reflexiones - 3 de Septiembre de 2017

"Si tu hermano comete un pecado, ve y amonéstalo a solas Si te escucha, habrás salvado a tu hermano..." Mt. 18,15

Esta frase de Cristo se enmarca dentro de lo que llamamos la corrección fraterna, es una enseñanza de las primitivas comunidades que se formaban alrededor de los discípulos de Cristo. Estas comunidades la formaban diferentes grupos. con diferentes culturas, algunos provenían del mundo pagano, y por supuesto las tensiones y los enredos, no eran ajenas a la realidad comunitaria, que se pueden repetir en la actualidad.

A la luz del Evangelio podemos ver que, en la mayoría de los conflictos, comunitarios y sociales hay una ausencia de la presencia del Señor, y de compasión. Ya en la segunda lectura se nos dice: No tengas con tu prójimo otra deuda que la del amor mutuo ...pues quien ama a su prójimo no le causa daño a
nadie” Rom 13, 8.

Sabemos que en las relaciones humanas siempre hay fricciones, incomprensiones. El Señor en este evangelio nos invita a tener una relación positiva, que no busca la destrucción o el desvalorar al hermano, a veces hasta con mentiras y calumnias. Hay que practicar la caridad fraterna, con el que se equivoca, con el que no me simpatiza, o el que te hace "la vida un yogurt", en la familia, en el ambiente laboral y hasta comunitario, pero recuerda esos hermanos son tu prójimo, "que se yo lo que hay en el corazón y la mente del que me ofende”, también son hijos de Dios, y son "signo de como tu estás viviendo tu madurez en la fe".

El Papa Francisco nos dice: "Les exhorto a cuidarse con amor los unos a los otros.... es un camino exigente que requiere de nosotros "paciencia y misericordia", incluso en los ambientes descristianizados. Por esto envió Dios a su Hijo, para que el cargara sobre si nuestros pecados. Seamos tu y yo mensajeros y testigos de la infinita bondad del Padre".

Aquí te dejo con estas frases para cuando recibas la Eucaristía: "Señor ayúdame a ser misericordioso con mi prójimo, como tú lo has sido conmigo. Dame la fortaleza espiritual, para siempre disculpar al hermano que me ofende, y a los que he ofendido de pensamiento palabra y obra., aprender como dice el Papa: "a pedir perdón al prójimo", y arrepentidos ir a la Confesión".

Reflexiones - August 27, 2017

Y ustedes ¿Quién dicen que soy yo? Mt.16, 15

En el evangelio de esta semana Jesús, les pregunta a sus discípulos sobre "que conocen de Él", y después a través de Pedro les da una encomienda de construir su Santa Iglesia.

Me gustaría detenerme brevemente, en esta frase de Jesús: ¿Quién dicen que soy yo?

No sé porque me imagino al Señor en uno de nuestros Mall, o en nuestras Iglesias haciendo esta pregunta, a modo de encuesta. En el caso de Pedro él respondió lo que la gente esperaba, y creía: "Dicen que eres Juan el Bautista, Elías, uno de los profetas..."

Sin embargo, Jesús hace una pregunta personal, "una pregunta que compromete, la vida y la salvación del ser humano". La respuesta se la da Pedro, que, "se hace dócil a la luz del Espíritu Santo", para que se manifieste la gloria de Dios: "Tu eres el Cristo el Hijo de Dios vivo". Si el Señor te preguntara: ¿Quién dicen que soy yo? ¿qué le responderías, en tu experiencia de fe?

Quizás para algunos la respuesta sería: "Jesús era un hombre bueno...pero sin comprometerme ...”. Para otros "un líder para sus derechos...", pero sin su estilo de vida: "de amar a los enemigos, negarse a sí mismo y cargar la cruz". Otros darán una respuesta más triste, respondiendo” con indiferencia", como enseña el libro del apocalipsis: "No son ni fríos ni calientes, ojalá fueran fríos o calientes" Apoc. 3, 15. Para otros quizás será una respuesta de una catequesis infantil recibida, hace años, pero en la actualidad es "pequeña" como decía Mons.: Román: "para un cuerpo y un alma adulta", con retos y con heridas sicológicos y afectivas, que han dejado huellas muy profundas a través de los años, y que buscan respuestas de fe adulta, para su sanación espiritual.

Para otros, gente sencilla "es el Cristo el Hijo del Dios vivo", son matrimonios, religiosas, jóvenes, alcohólicos anónimos, madres solteras...que quizás no salen en ninguno de nuestros medios de prensa, "ellos no son noticias", pero han reconocido "con profunda sabiduría y humildad cristiana", los caminos de Dios. "...reconocen que todo proviene de Dios... que todo ha sido hecho por él, nuestra vida, y nuestra fe. Y que todo es orientado hacia él". Rom 11, 34.

Digamos al Señor, al recibir la Eucaristía: "Tu eres el Cristo el Hijo de Dios vivo', y junto a Pedro y sus apóstoles, unidos a la Iglesia, evangelizar y llevar un mensaje de esperanza, y de salvación, reflejando lo que el Señor ha hecho en nuestras vidas.

Reflexiones - August 20, 2017

"Mujer, que fe tan grande tienes. Que se cumplan tus deseos". Mt. 15, 28

Hoy el evangelio nos presenta la fe en Jesús, de una madre cananea o llamada también "siro fenicia", angustiada por la enfermedad de su hija.

Es importante destacar en este relato la súplica de la madre, cananea, una extranjera, que escucha de labios de Jesús expresiones fuertes: "solo he sido enviado a las ovejas ...de Israel". Hay que reflexionar el contexto en que se escribió este evangelio, para entenderlo.

En el Antiguo Testamento el nombre cananeo era designado a los paganos, que no pertenecían al pueblo escogido de Israel, también la palabra "perro", era usada para los extranjeros de forma despectiva para los que no compartían la fe en el Dios único y verdadero.

Sin embargo, Jesús acoge a esta mujer y con este milagro nos enseña su amor incondicional, universal para todas las razas y pueblos, solamente les pide Fe.

Un ejemplo que podemos sacar para nuestra vida cristiana, es la fe de esta mujer, frente a los obstáculos que se le presentaban, no se desanimó, sino que insistía como dice Efesios: Sean constante en rezar y suplicar, en toda ocasión... Efes. 6, 18. Esa constancia de orar, sin desanimarse, llegó al corazón de Jesús que exclamó: "Mujer que grande es tu fe". Se me ocurre compartir esta pregunta: ¿Puede decir el Señor lo mismo de nuestra fe?

Otra enseñanza es, la sensibilidad de aquella mujer hacia la necesidad del prójimo. La fe nos hace ser desprendidos, tener los ojos abiertos para ver la necesidad de los demás, alguno dirá: -era su hija, sí, pero a veces esa falta de fe nos hace ser egoístas, y puede cegarnos, y no ver las necesidades, aun de los que están cerca de nosotros...".

No quisiera terminar sin dejar de invitarte a que esta semana reflexiones sobre la actitud de pobreza espiritual, de esta madre cananea, “necesitada de la misericordia del Señor". Quizás esta mujer había escuchado estas palabras del Cristo de la fe:" Pedid y recibirán...Busquen y hallarán..., tocad y se les abrirá." En esa tarde hermosa, que, por cierto, no sé porque se me ocurre que fue una "tarde", allí se encontraron, "la pobreza de un alma necesitada y el amor incondicional, del Corazón de Jesús, rico en misericordia". Allí la Cananea encontró no solo el milagro para su hija, sino su Salvación, "mujer que grande es tu fe".

Reflexiones - August 13, 2017

¡Animo! soy yo, no tengan miedo. Mt. 14,27

En el Evangelio de este domingo, Jesús responde a nuestra condición humana, "el miedo a los imprevistos de la vida".

Hace unos días una señora me decía: "a veces le tengo miedo a la vida, porque uno hace planes y tiene sueños, y después aparecen tormentas familiares que nos cambian nuestros planes, sin embargo, "mi antídoto", contra el miedo es mi oración diaria, donde pongo mi confianza en Jesús, y él me dice: "no tengas miedo'.

Hoy Jesús también le dice a sus apóstoles y a nosotros "no tengan miedo ", porque él conoce nuestra condición humana, nuestra limitación, nuestros desánimos, a veces afectivos, y sicológicos ante la vida, pero
Jesús asumió nuestra condición humana, menos en el pecado, "para darnos vida en abundancia". Jn. 10,10

En el Evangelio hay una invitación del Señor a Pedro, pese a sus "limitaciones de fe”, “para caminar, sobre las aguas tormentosas". Ahora ¿dónde está Pedro? Hoy, Pedro somos tu y yo, llamados a encontrar al Señor "en las tormentas de cada día", puesto nuestros ojos en él, y orando con fe, “nos metemos en la tormenta", haciéndonos consientes de las necesidades y los temores de los otros.

Nuestros hermanos sufren, sobre todo las personas de la tercera edad, los enfermos, y muchas madres solteras, y parejas con problemas matrimoniales, solas abandonadas. Ellos viven en la tormenta de la vida, y esperan "que alguien les ayude a enfrentar la tormenta, con fe, y esperanza, dándoles ayuda y amor".

Al fijar tus ojos en Jesús, a veces puedes descubrir "muchas tormentas en tu hogar, tu comunidad, en la sociedad, y en tu vida". Pero también escuchar las palabras de Jesús, "ánimo ", no tengas miedo, yo he vencido al mundo'. Ese es el mensaje que tenemos que llevar al mundo, animo, alegría, y esperanza cristiana.

Pidamos al Señor en la Eucaristía y en nuestra vida de oración, sentir paz y llevar paz y ánimo, a través de un buen consejo, y de la lectura de la palabra de Dios, al necesitado, y sobre todo recordarles: "que en tiempo de tormentas no se toman decisiones, pues podemos hundirnos, como Pedro, hay que mantener la mirada de la fe, fija en Jesús, que nos alienta y nos da la calma. ¡Adelante, soy yo no tengan miedo!

Reflexiones - August 6, 2017

Este es mi Hijo amado, escúchenlo a Él. Mt. 17, 5

Hoy la Iglesia celebra la fiesta de la Transfiguración del Señor

En los tres evangelistas Mateo, Marcos, y Lucas; encontramos este pasaje de la Transfiguración, esto indica la importancia de este pasaje.

Quisiera reflexionar sobre él, porque de esta manifestación. En primer lugar ¿quién es Jesús? Desde la nube símbolo del misterio de Dios, él nos revela” a su Hijo muy amado". Sabemos cómo, nos dice Juan, que Jesús es el Verbo Eterno del Padre. Jesús también nos lo manifiesta: " mi alimento es hacer la voluntad del Padre".

Hacer la voluntad del Padre lleva a Jesús hasta el extremo de morir por obedecer el plan de salvación. Si Abraham por hacer la voluntad de Dios se le prometió una descendencia "más numerosas que las estrellas del cielo". A Jesús por su amor obediente, el Padre le concede una descendencia infinita, que somos tu y yo por el bautismo.

Ahora la pregunta sería, ¿escuchamos a Dios en este mundo de tanta "soldera espiritual?". Que querría decirme Dios con esta frase: "escúchalo a Él". ¿Hay algo que el desea que yo escuche?

En los apóstoles escúchenlo a Él, significaba hacer su voluntad, "cargar con la cruz".
Por eso Iban a Jerusalén, ¿a que los honren? ¿a que los aprecien? ¿a que los distingan?, no, escuchar a Jesús es hacer su voluntad, es intimar con El. Dicen que un día se le apareció Jesús a Sta. Catalina de Siena y le ofreció dos coronas una de rosas, y otra de espinas, y le dice Jesús: coge la que tú quieras.”, y Sta. Catalina le mira y le dice: "Señor yo quiero la tuya”. Y le da la corona de espina. "Que hago yo con una corona de rosas si mi Señor y mi Dios la tiene de espinas”, ¡un bello ejemplo de finesa espiritual!

Pidamos al Señor en la Eucaristía escuchar su invitación a bajar con fe, a la Jerusalén de nuestra cotidianidad, aceptando la cruz, y las espinas de cada día, en el amor y el servicio a todos mis hermanos y hermanas. Amén

Reflexiones - July 30, 2017

El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra lo vuelve a esconder y lleno de alegría, va y vende cuanto tiene y compra aquel campo. Mt. 13,44

En este domingo el Señor nos sigue hablando en Parábolas del Reino de Dios.

Quisiera en este día detenerme en la palabra Reino de Dios. ¿Qué significaba el Reino para Jesús? Para Jesús el Reino era lo que se recibía, ej. "era un tesoro", pero había que buscarlo con fe.

También se parecía a "la Red, que los pescadores echaban al mar y recogen todo tipo de pescados...". Estos ejemplos eran enseñados por Jesús para despertar la fe en el Reino.

La fe de Jesús no era un poder mágico, sino una libre decisión del hombre y la mujer a favor del Reino. Como vemos en estas parábolas siempre se buscaba una transformación de la mente y del corazón, como decía el Señor: " Buscad primero el Reino de Dios, pongan en el su corazón". Mt.6, 13. " porque donde está tu tesoro ahí estará tu corazón". Mt. 6, 19-21

Esta fe que nos pide Jesús en su Reino, es una re-orientación radical de nuestra vida, de nuestras prioridades. La fe en el Reino de Dios es sinónimo de lo que tú y yo creemos y esperamos. La fe no puede ser "ideas", conocimientos que "suenan bien”, pero que, si no pasan el "Text" de la compasión por el prójimo, se queda la fe en "bellas ideas". No es posible una verdadera fe y esperanza en el Reino de Jesús sin la praxis de la compasión, y el compromiso cristiano.

Unas buenas preguntas para este domingo serian. ¿Al servicio de quien esta puesta mi lealtad, y mi prioridad? ¿Es mi fe en el Reino de Jesús el tesoro escondido, que yo lo arriesgo todo por obtenerlo?

Pese a todas las miserias si, el Reino está aquí, porque el bien es más poderoso que el mal, y la verdad es más fuerte que la mentira. Cristo con su vida, muerte y resurrección nos enseña que al final, el bien y la verdad triunfarán. "Tengan fe yo he vencido el mundo". Jn.16,33

Pidamos al Señor en la Eucaristía, sensibilidad de corazón para hacer "una opción preferencial" por el Reino del amor y del servicio, entre los más pobres y necesitados, ese es nuestro "tesoro”, solamente necesitamos” abrir los ojos y el corazón para encontrarlo".

Reflexiones - July 23, 2017

Les propuso esta otra parábola: El Reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas...y vienen los pájaros a anidar en sus ramas. Mt. 13, 31-32

El Señor nos sigue hablando en parábolas del Reino de Dios, y dice: "que el que tenga oídos para oír que oiga".

Vivimos en un mundo de mucha extroversión, y mucho ruido que nos quitan la sensibilidad de saber escuchar, y sin embargo Dios transmite las 24 hora del día, a veces en cosas muy sencillas, una sonrisa, de un niño, la compasión de unos jóvenes; que dedican sus vacaciones a trabajar ayudando a construir viviendas para familias pobres en Centro América.

Nos cuesta trabajo aceptar que esa pequeña semilla de la fe, que recibimos en el bautismo pueda dar frutos., en un ambiente social donde lo que cuenta es lo grandioso. También en tiempos de Cristo, el pueblo de Israel sentía que cuando llegara el Reino de Dios, introduciría una nueva era de paz, poder, triunfo, y el símbolo era para ellos "los cedros del Líbano", con una altura de más de noventa metros, aves de todas las especies anidarían a su sombra.

Sin embargo, Jesús en esta parábola propone algo muy diferente, el Reino de Dios es semejante "a un grano de mostaza”, la más insignificante de todas las semillas.

¿Que nos quiere decir el Señor con esta insignificante semilla? Que el Reino de Dios, no es lo espectacular que nosotros esperamos, es exactamente lo contrario. La parábola de Jesús nos invita a encontrar esa semilla de la fe, pequeña a veces "insignificante”, en lo cotidiano de nuestra vida, en el sacrificio de un padre, y de unos hijos por sus padres, de la entrega de una religiosa... porque la semilla del Reino está dentro de nosotros, crece, pero no como "un cedro del Líbano;" crece, pero modestamente en la sencillez de nuestra vida.

Esta parábola puede hacernos también reflexionar sobre el cómo queremos a veces evangelizar, confiando en que se convierta en una "gran organización visible”, si así pensamos, quizás no hemos entendido el secreto de la semilla de mostaza y de la idea que Jesús tenia del éxito del Reino de Dios. El Reino de Dios se manifiesta en los pequeños cambios de nuestras actitudes, y conducta de un alma arrepentida, que tal vez nadie note, la caridad y compasión hacia el prójimo. Esas son las obras poderosas del Señor y no los grandes triunfos externos.

Demos gracias al Señor en la Eucaristía, "por el grano de mostaza del Reino de Dios, que crece silenciosamente en nuestra vida cotidiana."

Reflexiones - July 16, 2017

Se le acercaron los discípulos y le preguntaron a Jesús: ¿Por qué les hablas en parábolas? Él les contesto: Porque miran sin ver, y escuchan, sin oír ni entender. Mt.13, 10;13

Estamos en un tiempo de verano, donde el tiempo de las vacaciones, y los planes con la familia, a veces no nos permiten reflexionar, sin embargo, sería bueno detenernos brevemente y preguntarnos que nos quiere decir el Señor en esta parábola de la semilla.

El sembrador es Jesús, la semilla es el mensaje de nuestra salvación, y esa semilla cae en diferentes terrenos, esos somos nosotros, a veces "terrenos pedregosos," con muchos obstáculos a la gracia de Dios, que no me permiten hacer cambios, y nos dice el Señor que: " por falta de raíz y de profundidad se secó la semilla ". Otra cayó entre las zarzas, " son las malas hiervas" que crecen y la ahogan. A veces pueden ser las malas compañías, los malos consejos, la presión social que también van ahogando " la gracia de Dios".

"La otra semilla cayo en tierra buena, y dio granos: cien, setenta ...El que tenga oído que oiga." ¿Quién es la semilla que cayó en tierra buena y da fruto? Esos son los que en nuestra comunidad recibieron la gracia de Dios, y se la comunican a los demás, evangelizando con fe, alegría, y esperanza.

Dan frutos en la comunidad del 30% 70 %...y agradecidos porque alguien, una catequista de pequeño, sembró la semilla de la salvación, en otros casos de adulto donde la semilla rompió la tierra del dolor, y sentiste la gracia que la semilla del Reino te trajo en tu conversión y sanación interior, es decir: "en la curación de muchas heridas afectivas que te impedían captar "cuanto el Señor te amaba".

La semilla sembrada por Cristo, también nos trae "una profunda paz interior". Ese es uno de los frutos de la semilla del Reino, solamente tenemos que dejar que el Señor rompa "nuestra tierra" de tentaciones obsesivas y de sentimientos de amargura y desolación". Hay que permitir que la Semilla del Reino de frutos, no sé si setenta, cien, y lo podemos lograr; a través del encuentro con Jesús en la oración, dejando que él tome control de tu vida, quitando " las zarzas" las barreras interiores, que te impiden que la semilla de frutos de vida eterna.

Vamos a pedir al Señor en la Eucaristía, que yo sea esa tierra fértil, que escucha y entiende lo que el quiere de mí, para dar frutos para su mayor gloria y bien de mi alma. Amen